Padre del primer ministro polaco: “Los judíos se mudaron con gusto a los guetos”

Kornel Morawiecki, padre del primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, afirmó que los judíos fueron ellos mismos a los guetos porque les dijeron que no tendrían que lidiar con “esos desagradables polacos” durante el Holocausto.

Morawiecki, que fue un ex senador, hizo el comentario en una entrevista publicada el martes por la revista en línea Kulturą Liberalną.

“¿Sabes quién persiguió a los judíos hasta el Gueto de Varsovia? Los alemanes, ¿crees? No. Los propios judíos fueron porque les dijeron que tendrían su enclave, que no tendrían que lidiar con esos desagradables polacos”, dijo Kornel.

Sus comentarios se producen en medio de una crisis diplomática entre Polonia e Israel, que protestó por la aprobación el mes pasado de una legislación polaca que criminaliza atribuir la culpabilidad de los europeos por los crímenes nazis.

Grupos judíos sostienen que la ley limita el debate y la investigación sobre las acciones de miles de polacos que traicionaron a los judíos contra los nazis o mataron judíos con sus propias manos.

En 1940, un año después de que la Alemania nazi invadiera Polonia, los judíos de Varsovia se vieron obligados a mudarse al gueto, una zona amurallada de la capital ocupada.

Cerca de medio millón de judíos polacos fueron confinados en barrios miserables, midiendo solo tres kilómetros cuadrados (1.2 millas cuadradas). Los nazis deportaron a los que no fueron víctimas del hambre o de la enfermedad a los campos de exterminio.

A principios de este mes, Polonia anunció que crearía un museo del gueto de Varsovia, que el ministro de cultura de Polonia dijo que estaba destinado a transmitir “siglos de estrechos vínculos entre polacos y judíos”.

En una conferencia de prensa para el anuncio del museo el 8 de marzo, Mateusz Morawiecki destacó la difícil situación de los judíos del ghetto y de la Polonia ocupada en general.

“La responsabilidad recae en los alemanes, en la nación alemana, pero también con los que no vinieron a ayudar, es decir con los aliados”, dijo Morawiecki.

En la entrevista, el padre del primer ministro también abordó la supuesta complicidad judía en el genocidio liderado por los nazis contra los judíos. Habló del círculo de informantes judíos de Zagiew que los alemanes solían infiltrar en los grupos de resistencia.

“¿Quién envió judíos a la Umschlagplatz?”, preguntó Kornel Morawiecki, utilizando la palabra alemana para designar lugares, a menudo metros cuadrados de ciudades, donde los judíos eran reunidos para ser deportados a campos de exterminio. “¿Los alemanes lo hicieron? ¡No! ¡La policía judía estaba en la Umschlagplatz!”

Los principales estudiosos del Holocausto rechazaron el establecimiento de paralelos entre los colaboradores judíos y polacos con los alemanes, citando el hecho de que los primeros eran prisioneros destinados al exterminio y los segundos eran civiles ocupados que en general podían llevar sus vidas cotidianas a menos que violaran las leyes nazis.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here