Gabriel Gorenstein, sobre la crisis en la DAIA: «No hubo un manejo apropiado por el resto de la Comisión Directiva»

El presidente de Likud Argentina, Gabriel Gorenstein, dialogó con Vis á Vis sobre lo sucedido entre Esmeralda Mitre y el ex presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, que generó una crisis en el interior de la comunidad judía Argentina.

– ¿Qué opinión tienen con respecto a lo sucedido?

– Los azkanim, sobre todo quienes ocupan altos cargos, deben ser ejemplo de conducta en su vida pública y en la vida privada; no hay distinción. Hay situaciones o mensajes que pueden ser interpretados de muchas formas, pero como dirigentes, sobre todo en temas tan sensibles como la Shoá, debemos ser claros y precisos: no pueden haber malos entendidos o interpretaciones libres. Más allá de las acusaciones contra Ariel Cohen Sabban, considero que no hubo un manejo apropiado por el resto de la Comisión Directiva. Toda esta situación nos deja en estado de vulnerabilidad, del cual solo podremos salir trabajando todos juntos.

– En su comunicado expresan que la transición la debe asumir el presidente del Confederal, Diego Duglovitzky, pero al mismo tiempo piden la renuncia de toda la Comisión, ¿por qué?

– Entendemos que hay una diferencia importante considerando el Sistema de Elección de DAIA, donde se vota el cuarteto: presidente, vicepresidente, tesorero y secretario general, y luego al resto de la Comisión. Si bien los dirigentes del Confederal son parte de la CD, no fueron elegidos con el mismo procedimiento ni formaban parte de una lista de candidatos que resultó ganadora. El pedido para que Diego Duglovitzky asuma para llevar adelante la transición obedece, también, a cuestiones formales, ya que la representación política de la comunidad judía Argentina no puede quedar acéfala.

– En la crisis en la que se encuentra sumergida la comunidad con lo sucedido entre Esmeralda Mitre y Ariel Cohen Sabban, ¿cómo cree o considera Likud que hay que afrontar la crisis?

– Se debe afrontar aportando desde cada espacio partidos políticos, socio deportivas, escuelas, etc. Las mejores personas, las más idóneas y las mas preparadas. Todos debemos hacer el esfuerzo de ayudar para que la DAIA recupere su rol fundamental: luchar contra el antisemitismo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here