Israel lanza una aplicación anti secuestro para mantener seguros a sus soldados

El secuestro y asesinato en 2014 de los tres adolescentes israelíes (Eyal Yifrach, Naftali Fraenkel y Gilad Shaer) por musulmanes de la Autoridad Palestina sacudió al país.

Reconociendo que él y los otros dos habían sido secuestrados por las personas que los recogieron en un puesto de autostop (lugar donde se hace dedo), uno de los adolescentes llamó a la policía y susurró: “Hemos sido secuestrados”.

La llamada fue transferida inmediatamente a un oficial superior, quien continuó haciendo preguntas pero no recibió respuesta. La llamada duró 2:09 minutos y luego se cortó. El oficial llamó al número ocho veces más, pero recibió tres señales de ocupado y alcanzó el correo de voz otras cinco.

Los secuestradores, al darse cuenta de que se había hecho una llamada, dispararon contra los tres adolescentes, asesinándolos en el acto en el asiento trasero del auto, según dijeron fuentes militares.

La emergencia no provocó una alerta de las Fuerzas de Seguridad de Israel (FDI). El oficial superior no pasó la información a sus jefes ni escuchó la grabación para obtener más evidencia, concluyendo que fue una broma. Solo unas siete horas más tarde el Ejército se dio cuenta de que había habido un secuestro y comenzaron lo que se convirtió en una operación de búsqueda de 18 días.

“Después del evento de secuestro, las FDI llegaron a la conclusión de que debe haber una manera de responder a los soldados que están en peligro”, dijo el comandante de las Itay Almog, gerente del proyecto de “Señal de socorro” del Ejército, que se estableció en 2016.

A raíz de esta situación, la semana pasada el Ejército comenzó a implementar una nueva aplicación que hace precisamente eso. Todos los soldados, ya sea de servicio regular o de carrera, y civiles que trabajan para el Ejército, recibirán mensajes de texto del Ejército, invitándolos a descargar una nueva aplicación en sus teléfonos inteligentes que les permitirá alertar a las autoridades sobre situaciones de emergencia: ataques terroristas, secuestros, desastres naturales o cualquier otra situación grave de la que sean testigos.

“En un minuto, las salas de guerra operativas sabrán lo que está sucediendo”, dijo Almog. “Nuestra población objetivo son todos nuestros soldados y el objetivo es mejorar la respuesta táctica que la FDI puede dar en caso de peligro”.

Almog enfatizó que la aplicación solo comenzará a rastrear a los soldados una vez que presionen el botón de emergencia, y su función basada en la ubicación se desactivará por defecto a fin de proteger la privacidad de los soldados. Una vez activado, con solo presionar un botón el teléfono alertará inmediatamente a tres cuarteles: la unidad del soldado, una división más cercana a la ubicación geográfica del soldado y a la sala de operaciones especiales de la FDI dedicada a proporcionar una respuesta rápida en casos de emergencia.

Al mismo tiempo, se activarán las cámaras de video de los teléfonos para mostrar a los «respondedores» lo que está sucediendo en el sitio. Los usuarios y los que responden podrán conectarse a través de video, voz y chat.

La aplicación fue desarrollada por la empresa israelí NowForce, un fabricante de aplicaciones de seguridad personal con sede en los EE. UU. y Jerusalén.

«Su tecnología se adaptó a las especificaciones de la FDI para la nueva aplicación. Los principales requisitos eran preservar la privacidad de los soldados y mantener en secreto las comunicaciones y los datos de las FDI», dijo Almog.

Para finalizar, expresó: “Es muy importante que tantos soldados como sea posible descarguen la aplicación para que podamos mantenerlos a salvo”.

 

Vía Times of Israel / Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here