Feliz cumpleaños Ioná, mi querido «Shil de Acevedo» Por Gustavo Szpigiel

Un día como hoy, hace 39 años, nacía el Centro Hebreo Ioná. Hasta ese momento era el Templo Ajiezer, la escuela Dr. Hertzl o como se decía en casa, “el Shil de Acevedo”.

Es en ese lugar donde seguramente me puse una Kipá por primera vez en mi vida, donde corría por el patio en Rosh Hashaná o Iom Kipur, donde conocí a Nujem, quien me ayudó a estudiar para poder hacer mi Bar Mitzvá, y ahí lo hice.

Uno reconoce su hogar por la calidez, el aroma, las buenas sensaciones cada vez que entra: eso es lo que me pasa cuando atravieso la puerta.

Ioná es mi casa judía. Mi bobe se sentaba en el medio arriba, pegada al balcón asomando su peinado de peluquería, mientras mi zeide caminaba con la Torá y con su inseparable Sidur. El saludar y esperar a la salida en las fiestas de la familia ya era un rito. Yo me paraba en la puerta a esperar (todavía no había sucedido nada que impidiera estar parado en la puerta de un templo judío) y cuando salían nos íbamos todos a la casa de mis abuelos a celebrar.

Luego ese rito lo cumplía con mi mamá. Sentada también arriba (obviamente también peinada de peluquería) y luego cuando ya no podía subir las escaleras, abajo.

Representé al Dr. Hertzl en los torneos de FACCMA, justamente en el año de su nacimiento, en aquel 1979, en su única participación que tuvo en fútbol de campo. Jugábamos con una camiseta azul con la Menorah en el pecho.

También me casé en 1986 en Ioná. La emoción de mi zeide cuando le dije que había elegido “Acevedo” (para él lo seguía siendo) para contraer matrimonio no me la olvido más. Y mi esposa Silvia se sumó a “mi lugar”, me acompañó siempre y mis hijos Diego y Matías también hicieron su Bar Mitzvá allí.

Vi crecer a Ioná en su niñez y en la mía, su adolescencia y la mía, en su juventud, también en la mía, y hoy, que ya somos adultos, vemos crecer a nuestros hijos. Es recorrer para atrás y verlo en todos los momentos importantes de mi vida.

Hoy cumple 39 años y no es uno más, porque es el año en el que se casa mi hijo Diego: y para ver en mis ojos la misma emoción que yo vi en la de mi zeide eligió Ioná, y seguro que esa emoción la vió y ansío que llegue noviembre para ver a Uri casarlos a él con Nicole.

Es por eso que en este número 39, que tengas un…¡Feliz cumpleaños Centro Hebreo Ioná, mí querido “Shill de Acevedo”!

Gustavo Szpigiel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here