Tras el desvastador tsunami organizaciones israelíes comenzaron con las operaciones de socorro en Indonesia

El Comité de Distribución Conjunta de judíos estadounidenses (JDC, por sus siglas en inglés) ha planeado enviar servicios médicos de emergencia y suministros a Indonesia tras las devastadoras consecuencias del tsunami.

Varias organizaciones judías han comenzado a prestar servicios de ayuda de emergencia a los afectados por los terremotos y el tsunami que afectaron a la isla de Sulawesi, en Indonesia, el viernes.

El número de víctimas mortales del desastre aumentó drásticamente el martes desde un informe previo de 844 a casi 1.350, según la agencia nacional de desastres de Indonesia, mientras que al menos 48,000 personas perdieron sus hogares.

El Comité de Distribución Conjunta (JDC) de Judíos Estadounidenses está enviando servicios médicos de emergencia, suministros, como lonas, colchones, mantas, generadores eléctricos, agua y algo de asistencia alimentaria, y apoyo psicosocial a través de una organización local con la que se asocia.

Este grupo tiene un equipo en la ciudad de Palu, que sufrió la mayor parte del tsunami, incluido personal médico, un experto psicosocial y voluntarios.

El apoyo psicosocial para las familias de las víctimas, incluida la terapia de trauma, es crítico en las zonas de desastre, dijo Maya Kroituro, directora de planificación y operaciones de la unidad de respuesta ante desastres de JDC.

Este servicio ayuda a reunir a menores que han perdido a sus padres con otros miembros de su familia, y también ayuda a rehabilitar psicológicamente a personas que han perdido familiares cercanos, lo cual es fundamental para ayudar a su recuperación física y a largo plazo de los desastres, dice Kroituro.

El JDC ha estado trabajando en Indonesia desde el catastrófico tsunami del Océano Índico en 2004, que mató a unas 227,000 personas, y en los últimos seis años ha desarrollado un plan de estudios psicosociales en cooperación con su socio local para desastres exactamente como el que golpeó a Sulawesi la semana pasada

El representante de JDC en Indonesia, en cooperación con su equipo global de respuesta a desastres, también está participando en evaluaciones de necesidades y trabajando con organizaciones locales para ayudar a garantizar mejores prácticas entre los que responden para proteger a los grupos vulnerables, incluidas mujeres, niños y ancianos.

“Nuestros corazones nuevamente se vuelcan con el pueblo de Indonesia, que ha sufrido dos desastres trágicos en los últimos meses y se encuentra en necesidad de atención inmediata y herramientas para prepararse mejor para crisis futuras“, dijo el CEO de JDC, David M. Schizer, refiriéndose a también al terremoto de Lombok en agosto, que dejó más de 550 personas muertas.

“Cuando los judíos de todo el mundo se reúnen … para celebrar la finalización de nuestra temporada de Altas Fiestas, somos muy conscientes de nuestras bendiciones, nuestra responsabilidad de reparar un mundo roto y la necesidad de actuar ahora para brindar esperanza a quienes enfrentan tanto desesperación“, dijo.

IsraAid, la agencia de ayuda exterior de Israel, también participa en operaciones de socorro, y se espera que un pequeño equipo de aproximadamente cinco trabajadores parta hacia Indonesia el miércoles, a pesar de que Israel no tiene relaciones diplomáticas con el país de mayoría musulmana.

El equipo distribuirá suministros de emergencia que incluyen alimentos, agua, mantas y tiendas de campaña, y también comenzará las evaluaciones para las necesidades a largo plazo de las poblaciones afectadas.

El World Jewish Relief, con sede en el Reino Unido, ha lanzado un Llamamiento por el Terremoto y Tsunami en Indonesia y espera proporcionar alimentos, agua, equipos médicos y de higiene, servicios de saneamiento y refugio para los afectados por el desastre.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here