Aumenta la cantidad de víctimas por el atentado y Trump pide guardias armados para las sinagogas

Un hombre de 46 años irrumpió en la mañana de este sábado en una sinagoga de Pittsburgh y comenzó a disparar. Ya bajo custodia tras resultar herido, el acto dejó al menos 10 muertos y varios heridos, de los que cuatro serían agentes de Policía.

Esto es lo que se sabe sobre el caso:

¿Quién fue el atacante?
El tirador fue identificado como Robert Bowers, de 46 años.

El sospechoso tiene una licencia activa para portar un arma de fuego, según un oficial de la ley familiarizado con la investigación. Bower ha realizado al menos seis compras de armas de fuego conocidas desde 1996, dijo la fuente.

Se encontraron armas en la escena junto al auto del hombre, según fuentes dijeron a CNN.

El hombre hizo comentarios antijudíos durante el ataque, según fuentes. Asimismo, Bowers tenía una cuenta en gab.com, donde habría realizado publicaciones violentas antisemitas. También publicó sobre una organización de refugiados judíos llamada HIAS.

17 días antes del ataque, Bowers publicó una lista de los servicios de refugiados de Shabat que HIAS tenía. En su publicación, escribió a HIAS: «¿Te gusta traer invasores hostiles para morar entre nosotros?».

El sospechoso está bajo custodia, de acuerdo con un vocero de la oficina de Policía de Pittsburgh. Fue trasladado a un hospital, pues estaba herido.

¿Cuántos heridos hay?
Hay muchos heridos: la escena «es muy mala», según dijo el director de Pittsburgh Public Safety, Wendell Hissrich.

Al menos 10 personas murieron dentro de la sinagoga, según informaron las autoridades. También hay varios heridos, de los cuales cuatro serían agentes de policía, de acuerdo a la misma fuente.

Las autoridades insisten en pedir a la ciudadanía que se mantenga lejos de la zona.

La oficina de campo del FBI en Pittsburgh está respondiendo a la escena de los disparos en la Sinagoga del Árbol de la Vida, según un tuit en la cuenta verificada del FBI en Pittsburgh.

Esto está siendo tratado como un crimen de odio y el FBI es la agencia principal a cargo de la investigación, según Hissrich.

Las autoridades dijeron que parece que no hay una amenaza activa para la comunidad en este momento.

«Tengo entendido que hubo un servicio al momento del tiroteo», añadió Hissrich.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio una declaración tras el tiroteo que tuvo lugar en Pensilvania este sábado. Aseguró que «es una tristeza ver algo así dentro de una iglesia», y aseguró que «los resultados podrían haber sido mucho mejores si hubieran tenido un guardia armado».

CNN

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here