Por la muerte de Débora Perez Volpin, condenaron a 3 años de prisión el endoscopista Diego Bialolenkier y absolvieron a la anestesióloga

El juez Javier Anzoátegui, titular del Tribunal Oral y Correccional número 8 de la Capital Federal, condenó ayer al endoscopista Diego Bialolenkier a la pena de tres años de prisión condicional por el homicidio culposo de la periodista Débora Pérez Volpin y lo inhabilitó para ejercer su profesión por durante siete años y medio. Por el monto de la pena, no irá a la cárcel. La anestesista Nélida Puente fue absuelta.

“A partir de ahora, todos los que estamos acá vamos a poder dormir más tranquilos”, aseguró Enrique Sacco, pareja de Débora, minutos después de la sentencia.

Los fundamentos del fallo se conocerán el próximo viernes. El abogado querellante, Diego Pirota, adelantó anoche que la familia de Pérez Volpin decidió no apelar la condena contra el endoscopista. Sin embargo, confirmó que si recurrirán a la Cámara por la absolución de la anestesista, al considerar que tuvo responsabilidad en la muerte.

La periodista y legisladora porteña murió durante un estudio endoscópico el 6 de febrero de 2018 en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo. Por el hecho fueron acusados de homicidio culposo el endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista que lo asistió, Nélida Puente.

Los alegatos finales del juicio oral arrancaron el viernes 2 a las 8.30 en la sala de Derechos Humanos del Palacio de Justicia. Sentados junto al público -mayor al que había presenciado las audiencias anteriores- estaban Martín Lousteau, compañero de Débora en la política; la última pareja de la periodista, Enrique Sacco; su ex marido, Marcelo Funes; sus hijos, Lola y Agustín y su madre, Marte Lea Volpin, quien en varios momentos no logró contener el llanto.

Pirota había solicitado una pena de 4 años y 5 meses de prisión para el médico y una de 3 años de cárcel en suspenso para la anestesista, además de 10 años de inhabilitación profesional para ambos.

El pedido de la fiscal fue similar: 4 años de prisión para Bialolenkier y 3 para Puente, además de igualar la solicitud de inhabilitación profesional para los dos.

Minutos antes de ingresar al tribunal, Pirota había diferenciado ante la prensa el accionar de cada uno de los médicos acusados. Lo hizo a cuento de lo que había sucedido el jueves, durante la penúltima audiencia del juicio, en la que Puente dijo algo que antes había callado: que según expresó Bialolenkier en un momento durante la endoscopía, el endoscopio no funcionaba bien. “Estoy indignada por las declaraciones de mi colega, yo pensé que él iba a decir la verdad y por eso no conté un detalle: cuando escucho la alarma del monitor pensé que Débora había agarrado el dedal, toqué el abdomen, lo vi duro, la destapé, y al ver el abdomen enorme dije: ‘Diego, mirá’. Diego giró la cabeza y vio el abdomen de Débora. Él me dijo, ‘esto no aspira’ y le grité: ‘si no aspira, sacá, sacá’”, relató Puente frente al tribunal el jueves.

Pirota había solicitado una pena de 4 años y 5 meses de prisión para el médico y una de 3 años de cárcel en suspenso para la anestesista, además de 10 años de inhabilitación profesional para ambos.

El pedido de la fiscal fue similar: 4 años de prisión para Bialolenkier y 3 para Puente, además de igualar la solicitud de inhabilitación profesional para los dos.

Enrique Sacco remarcó que respeta y acepta la sentencia, aunque aclaró que no está conforme y confirmó que sus abogados revisarán la situación de la anestesista. También adelantó que la familia iniciará acciones legales contra el Sanatorio de la Trinidad, señalado por presunto encubrimiento.

Por último, la pareja de Débora resumió el dolor de su familia: «Hace 18 meses la incertidumbre nos taladraba el cerebro. Hoy tenemos no solo la verdad, sino también Justicia.

Clarin

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here