Eitan Shnerb: «El rostro de Rina estaba intacto y sereno, ella nos salvó a todos»

0
520

Desde una cama de hospital y con fragmento de metralla en el cuerpo, el rabino Eitan Shnerb relató a medios israelíes cómo vivió el ataque terrorista en Cisjordania que le arrancó a su hija Rina, de apenas 17 años, el pasado viernes.

“Recuerdo todo. Comenzamos a descender hacia el manantial, y cuando llegamos vi un gran explosivo improvisado. Todo se volvió oscuro. Escuché gritar a Dvir, y yo grité: ‘¡Rina, Rina!’. Pero cuando miré hacia abajo, vi que Rina ya estaba sin vida”, contó el rabino, que aseguró que en un primer momento pensó que se trataba de un sueño.

“Tan pronto como vi a Rina, me dije a mi mismo que saldríamos fuertes de esto, que no entraríamos en desesperación. Pienso que Rina nos salvó porque ella recibió todo eso. Debemos proteger a la familia, debemos fortalecer al pueblo de Israel, a la Torá de Israel y a la Tierra de Israel. También Dvir me dijo, ‘Papá, seremos fuertes, protegeremos al pueblo de Israel y seguiremos adelante. Esto fue también lo que le dije a Rina en ese momento. Su rostro estaba completamente intacto y sereno. Ella nos salvó a todos. Le di un beso y le dije que nos centraríamos en ser fuertes”, agregó.

El funeral de Rina se llevó a cabo este mismo viernes, poco antes de Shabat, en un cementerio de su natal ciudad de Lod, en el centro de Israel, al que acudieron cientos de personas y en el que su padre pidió que solo se dijeran cosas buenas y positivas alrededor de su hija.

Shnerb destacó la labor de su hijo poco después del ataque, ya que, detalló, se encuentra en un curso médico y logró comentarle algunos tips para su propia salud antes de perder el conocimiento.

“Mi hijo Dvir está en un curso de paramédicos. Cuando comenzó a perder el conocimiento, me dijo: ‘Papá, quítate los zapatos y el pantalón, esto le va a ayudar a los médicos’. Esto fue en lo que pensó.”

“También le digo gracias a todos los que nos atendieron. Vamos a continuar, no tenemos opción, no tenemos otro lugar. Esto es por lo que educamos a nuestros hijos y a nosotros mismos”, expresó el rabino, quien asimismo ayudó a detener un sangrado que presentó su hijo con ayuda de su Tzitzit.

Dvir, que fue sometido a cirugía en el Hospital Hadassah Ein Kerem en Jerusalén debido a la gravedad sus heridas, se encuentra delicado pero sin mayor riesgo para su vida, reportó el sitio Arutz Sheva.

Al ser cuestionado sobre alguna sospecha anterior al atentado, el rabino respondió: “No diría ‘sospecha’, pero noté varias cosas. Se me hizo raro que no hubiera nadie un viernes a las 10:00 a. m. No había estado ahí recientemente, pero estaba seguro de que era un lugar donde nos encontraríamos con más personas.”

Pese a tener un fragmento de metralla incrustado en el abdomen, según comentó, el rabino dijo sin embargo que se siente muy bien. Horas antes, el primer ministro de Israel se comunicó de manera personal vía telefónica con él para expresarle sus condolencias.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here