El suicidio que motivó a que ayer las mujeres iraníes puedan asistir a un partido de fútbol tras 40 años

0
322
Aficionadas entusiasmadas colocaron la bandera nacional de color verde, blanco y rojo sobre sus hombros y su cabello, mientras entraban por una pequeña sección del estadio Azadi de Teherán, con aforo para 100.000 espectadores.
Algunas se pusieron gorros por encima del velo y pintaron sus rostros con los colores de la bandera de su país, con motivo del partido de clasificación entre Irán y Camboya para el Mundial de 2022.
Sus sonrisas evidenciaban un día glorioso para las mujeres iraníes, incluso antes de que comenzara el encuentro. Y un gran estruendo estallaba en la grada femenina con cada gol marcado por el equipo nacional que ganó 14 a 0.
Durante casi 40 años, la República Islámica prohibió a las mujeres la entrada a los estadios de fútbol y de otros deportes. Los clérigos argumentaban que las mujeres deben ser protegidas de la atmósfera masculina y de la vista de hombres medio vestidos.
El mes pasado, la FIFA ordenó a Irán permitir el acceso de mujeres a los estadios sin restricciones y en cantidades determinadas por la demanda de localidades.

Mujeres iraníes

Con una sonrisa en el rostro, las mujeres pudieron presenciar un partido de fútbol
(AFP)
‘Mujeres de la libertad’
Esta decisión fue motivada tras la trágica muerte de Sahar Khodayari, quien se prendió fuego el mes pasado frente a un tribunal por miedo a ser encarcelada por intentar asistir a un partido.
Conocida como «la chica de azul» por los colores de su equipo, el Esteghlal FC, había sido detenida el año pasado cuando intentó acudir a un estadio vestida de hombre.
Su muerte causó una gran conmoción, y muchas voces pidieron la suspensión de Irán y el boicot a partidos.
Unas 4.500 mujeres lograron conseguir entradas para el partido del jueves, al que acudieron unos pocos espectadores, cerca de 10.000 en total.
Pero muchas se sintieron decepcionadas al no obtener sus boletos a tiempo.
«Tengo 18 años, y durante 14 años he soñado con ir a un estadio», señaló a AFP la estudiante Guelareh, «pero no conseguí entrada».
Aunque no se trata de la primera vez que las mujeres asisten a partidos de fútbol en Irán, sí es la primera vez que se les permite comprar entradas.
En ocasiones anteriores, las aficionadas fueron cuidadosamente seleccionadas por las autoridades.

De hecho, la última vez que a las mujeres iraníes se les permitió ingresar al estadio Azadi fue para ver una proyección en video del equipo nacional jugando contra España, en la Copa Mundial de 2018.

El partido de este jueves fue el primero que ven en vivo desde hace unas cuatro décadas.

Las fotos del interior del estadio mostraron a las asistentes ondeando con entusiasmo las banderas iraníes, mientras animaban a su equipo, que ganó el partido 14-0.

Amnistía Internacional ha señalado al gobierno iraní de haber llevado a cabo un truco cínico de publicidad".Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionAmnistía Internacional ha señalado al gobierno iraní de haber llevado a cabo un truco cínico de publicidad».

A pesar de la euforia que el suceso generó entre las aficionadas, el número de asistentes mujeres fue reducido y las entradas se agotaron en pocas horas, cuando salieron a la venta la semana pasada.

A pesar de que el estadio donde se celebró el partido tiene capacidad para unas 78.000 personas, los boletos destinados a mujeres representaron menos del 5% de la cantidad total.

«El mismo derecho para todos los aficionados«

El gobierno iraní fue ampliamente criticado el mes pasado, cuando la cuestión de la discriminación de género acaparó titulares luego de que una joven de 29 años llamada Sahar Khodayari se prendiera fuego fuera del Azadi, en protesta a un juicio que enfrentaba por tratar de asistir a un partido disfrazada de hombre.

La joven murió una semana después.

Mujeres iraníes en el partido.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

A raíz de estos eventos, la FIFA -el organismo rector del fútbol- respondió presionando a Teherán para que cumpla con sus compromisos de permitir que las mujeres asistan a las eliminatorias de la Copa Mundial.

El organismo dijo esta semana que se «mantendría firme» para garantizar que las mujeres tuvieran acceso a todos los partidos de fútbol en ese país.

«No se trata solo de un partido. No vamos a apartar la vista de esto», dijo a BBC Sport Joyce Cook, directora de educación y responsabilidad social de la FIFA.

«Estamos firmes y comprometidos con que todos los aficionados tengan el mismo derecho, incluidas las mujeres, de asistir a los partidos».

Desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979 las mujeres solo habían entrado al estadio a ver partidos de fútbol masculinos en un par de ocasiones y por invitación: el duelo entre el club iraní Persépolis y el japonés Kashima Antlers en noviembre pasado, y el amistoso entre Irán y Bolivia, en octubre de 2018.

En esta ocasión hubo también restricciones, sobre todo para las periodistas. No se emitieron por ejemplo acreditaciones para cámaras de televisión o fotógrafas para evitar su presencia junto a los hombres en el campo.

Una de las asistentes al histórico partido de fútbol en un estadio iraní (Photo by ATTA KENARE / AFP)

Una de las asistentes al histórico partido de fútbol en un estadio iraní (Photo by ATTA KENARE / AFP)

Las periodistas quedaron recluidas en una especie de zona VIP sin acceso a las aficionadas, pese a que, según dijo a Efe uno de los representantes de la FIFA, habían luchado durante tres días para conseguir más facilidades.

“Paso a paso”, fue la frase más escuchada tanto entre los representantes de la FIFA como de la Federación de Fútbol Iraní.

A pesar de las limitaciones, para las periodistas iraníes también fue un momento único, ya que después de años cubriendo partidos de fútbol por televisión por primera vez podían asistir a uno en persona.

Una de ellas, Mariam Sarjosh, que lleva 13 años trabajando para el periódico del club Persepolis Piruzi, aseguró a Efe que para ella era “muy emocionante después de tantos años tener por primera vez derecho a ver un partido de cerca”. “Es un buen paso que se haya roto el tabú de la presencia de las mujeres en los estadios”, dijo Sarjosh, quien expresó su esperanza en que “en el futuro se amplíe”.

Esta periodista, de 37 años, no cree que por el momento se vaya a permitir la entrada a las mujeres a los partidos de los clubes iraníes, pero se mostró optimista: “Lo importante es que comience la apertura”.

Las autoridades iraníes no han permitido hasta ahora a las mujeres acudir a los estadios de fútbol porque alegan que el ambiente no es recomendable para ellas, debido al comportamiento en ocasiones violento y maleducados de los hinchas.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here