Israel condenó la decisión de La Haya de acusar a su gobierno de «crímenes de guerra» y teme que pueda emitir órdenes de arresto contra altos funcionarios

El primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu no tardó en manifestar su posición respecto a la acusación de La Haya que señala presuntos crímenes de guerra hacia palestinos.
Netanyahu expresó que la Corte Internacional de Justicia se convirtió «en un arma política» para luchar contra Israel. La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, indicó que, tras una investigación que se abrió en 2015, habría motivos para las denuncias de tales crímenes, aunque no se expreso acerca de Israel.
El anuncio ocurrió solo dos horas después de que el fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, declarara que el Tribunal de La Haya no tiene autoridad sobre el territorio de Israel. «Solo los Estados soberanos pueden otorgar jurisdicción penal al tribunal, y la Autoridad Palestina, claramente no cumple con las condiciones para la existencia de un Estado de conformidad con el derecho internacional», remarcó.

Israel teme que la decisión de la Corte Penal Internacional (CPI) de avanzar en una posible investigación de los crímenes supuestamente cometidos por Israel en los “territorios palestinos” abrirá la posibilidad de que los actuales y antiguos funcionarios del gobierno y el personal militar sean procesados en el escenario mundial, según un informe del sábado.

«La afirmación de que los palestinos, supuestamente se unieron a la Convención de Roma, no puede servir como sustituto de una prueba de jurisdicción penal para el tribunal», indicó Mandelblit.

El primer ministro del Estado judío destacó que la fiscal «pretende convertir el hecho de que los judíos vivan en su tierra natal, en crímenes de guerra, y esto es absurdo. Estamos luchando por nuestros derechos y la verdad histórica de todas las formas posibles». A su vez, Netanyahu señaló que la decisión de La Haya es «escandalosa y sin fundamento».
Además, remarcó que la Corte «tiene la autoridad para discutir solo cuando se trata de reclamos presentados por Estados soberanos, pero nunca hubo un Estado palestino», y agregó que «la demandante ignoró por completo los fundamentos legales serios que le presentamos, ignora la verdad y la historia cuando dice que es un crimen de guerra que los judíos vivan en su tierra natal, la tierra de la biblia, nuestra tierra ancestral, no inclinaremos la cabeza ante esta injusticia, y seguiremos luchando con todas las herramientas a nuestra disposición».
El canciller Israel Katz también se manifestó: «Rechazamos que la Corte se convierta en un instrumento político para los palestinos, en su lucha contra la existencia del Estado de Israel y el derecho a la autodefensa».

Ynet en Español

 

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here