Rivlin habló en hebreo en el Parlamento alemán: «No estamos en los años 30; ni al borde de una segunda Shoá, pero no podemos desentendernos del antisemitismo»

El presidente Reuven Rivlin pronunció un discurso en hebreo en el Bundestag (el Parlamento alemán), en Berlín, por el Día Internacional del Holocausto y el 75° aniversario de la liberación de Auschwitz. El mandatario manifestó su apoyo al ‘Acuerdo del Siglo’, y afirmó: «Irán amenaza nuestra existencia»

Rivlin, que fue aplaudido en reiteradas oportunidades por los miembros del Bundestag, expresó que «la responsabilidad que carga Alemania sobre sus hombros es pesada. Y es especialmente pesada porque Europa, como otras partes del mundo, nuevamente es perseguida por los fantasmas del pasado. Sentimientos de superioridad, de pureza nacionalista, de odio a los extranjeros y de turbio antisemitismo vuelven a Europa».

El presidente israelí continuó: «Es importante aclarar: no estamos en los años 30; no estamos al borde de una segunda Shoá ni nada parecido. Pero no podemos desentendernos del antisemitismo nuevo y antiguo, del racismo y del odio al prójimo, que vuelve a levantar la cabeza».
«En las primeras décadas después de la Segunda Guerra Mundial, creí que la humanidad había entendido la destrucción que causa el odio, y que dicha comprensión iba a ser suficiente para acabar con el antisemitismo en el mundo para siempre. Pero hoy, lamentablemente, vemos que no es así», manifestó Rivlin.
«Nosotros recordamos, porque si no lo hacemos, la historia se repite», advirtió.

«Generación tras generación, debemos quitar las malas hierbas, donde sea que crezcan. No podemos rendirnos. Alemania no puede fracasar. Alemania, donde implementó la Solución Final, carga con la responsabilidad de proteger los valores nacionales y liberales contra las olas de populismo», señaló Rivlin.
«Si Alemania fracasa en su intento, también pueden fracasar en otras partes del mundo. Si en el país donde sucedió la Shoá, los judíos no pueden vivir en libertad, tampoco podrán hacerlo en otro lugar», añadió.
«Quiero estrechar la mano de las autoridades alemanas por su compromiso y por elevar la voz sobre este asunto», sostuvo el presidente.

En su discurso, Rivlin apuntó contra Irán. «No podemos darnos el lujo de mirar para otro lado frente a las políticas del régimen iraní y de su retórica. Sabemos muy bien cuán peligrosa es la retórica de odio y de exterminio. La amenaza que representa hoy el el gobierno de Irán no es teórica, sino existencial. El mismo régimen de Teherán afirma que planea exterminar a Israel», expresó.

«Un régimen de este tipo representa un peligro para la paz mundial. Y sólo nos queda una opción: debemos aislar a ese gobierno hasta que sus aspiraciones asesinas cesen», agregó.
Rivlin, además, manifestó su apoyo al plan de paz para el Medio Oriente del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. «Ayer en Washington fuimos testigos de que se puede haber esperanzas. El presidente Trump presentó un plan que puede permitir a los dos pueblos volver a la mesa de negociación y avanzar hacia un futuro común», sostuvo Rivlin.
«Es un plan que demanda concesiones difíciles de ambas partes, pero no podemos levantar la mano, porque quien lo hace, deja pasar la oportunidad, y yo me niego a hacerlo. Debemos pensar en soluciones que fortalezcan la seguridad y la estabilidad para que haya progreso para ambas partes. Espero que el plan se implemente y nos lleve a una mejor realidad», añadió.

Rivlin también hizo un llamado a la comunidad internacional para que la organización terrorista Hamás devuelva los cuerpos de los soldados que se encuentran retenidos en Gaza. «Aquí me acompañan las familias Golden y Shaul. Hace cinco años, durante la operación ‘Margen Protector’, murieron los soldados Hadar Goldin y Oron Shaul. Sus cuerpos aún se encuentran en manos de Hamás», indicó Rivlin. «Pedimos la ayuda de Alemania y de la comunidad internacional para que regresen nuestros jóvenes que se encuentran retenidos por Hamás en una clara violación a la ley internacional», agregó.

El presidente finalizó su discurso agradeciendo a las autoridades alemanas: «Les agradezco al presidente Steinmeier y a los miembros del parlamento por su amistad y colaboración. Rezo para que podamos continuar mirando al pasado para aprender de él, y juntos contstruir un camino para un futuro de tolerancia, libertad y progreso».
«Que el recuerdo de nuestros hermanos y hermanas que fueron víctimas del Holocausto y de aquellos que combatieron contra los nazis, incluidos los Justos entre las Naciones, queden grabados en nuestros corazones para siempre», concluyó el presidente, quien recibió una ovación de los presentes en el Parlamento.

Ynet en Español

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here