Marcha en Jerusalem reclama soberanía en Judea y Samaria

Entre residentes de Judea y Samaria e integrantes del movimiento «Soberanía Ahora», se estima que mil personas se acercaron este jueves a la plaza París de Jerusalem para reclamar la inmediata aplicación de la ley israelí en los asentamientos judíos ubicados en territorios liderados por la Autoridad Palestina.

Con carteles y canciones, la protesta estuvo dirigida hacia Benjamín Netanyahu y el pedido de los asistentes fue que la soberaía israelí en el Valle del Jordán y en Judea y Samaria se aplique antes de las elecciones del 2 de marzo.

David Elhayani, presidente de los consejos del Valle del Jordán y de Judea y Samaria, declaró que «después de 71 años de independencia y 52 de asentamientos la lucha no terminó» y le pidió específicamente a Netanyahu que «cumpla su palabra».

«Me temo que si no se declara la soberanía antes de las elecciones, tampoco ocurrirá después», agregó Elhayani, quien recordó que apoya a Netanyahu.

Israel Gantz, jefe del consejo de Binyamin, señaló que «medio millón de ciudadanos israelíes viven bajo un régimen militar y no pueden comprar tierras en Judea y Samaria» y que ese sector de la población quiere gozar de los mismos derechos que cualquier otro israelí. «Señor primer ministro, es la hora de la soberanía», agregó.

David Elhayani, presidente de los consejos del Valle del Jordán y de Judea y Samaria, declaró que «después de 71 años de independencia y 52 de asentamientos la lucha no terminó» y le pidió específicamente a Netanyahu que «cumpla su palabra».

«Me temo que si no se declara la soberanía antes de las elecciones, tampoco ocurrirá después», agregó Elhayani, quien recordó que apoya a Netanyahu.

Israel Gantz, jefe del consejo de Binyamin, señaló que «medio millón de ciudadanos israelíes viven bajo un régimen militar y no pueden comprar tierras en Judea y Samaria» y que ese sector de la población quiere gozar de los mismos derechos que cualquier otro israelí. «Señor primer ministro, es la hora de la soberanía», agregó.

La doctora Daisy Stern, residente de Kiryat Arba, asistió al evento y le contó sus motivos a Ynet: «Es importante que el mundo entero entienda que la Tierra de Israel es un regalo de Dios para el pueblo de Israel y no para los palestinos. Somos descendientes de las 12 tribus, No hay que tener miedo de decir la verdad».

Naomi, habitante de Hebrón, expresó por su parte que la soberanía es una cuestión legal significativa ya que en la situación actual «si queremos comprar una casa en mi ciudad se aplica la ley jordana y eso nos limita mucho».

Fuente: Ynet en Español

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here