ZAKA, la ONG de búsqueda y rescate de Israel, crece en América

0
343

El 6 de julio de 1989, Yehuda Meshi-Zahav, un ultraortodoxo de Jerusalén de 30 años, escuchó una explosión y gritos provenientes de un autobús conducido a un barranco por un terrorista. No sabía nada de primeros auxilios pero él y algunos amigos se apresuraron a ayudar.

La sombría tarea que se propusieron fue recolectar las partes de cuerpos dispersadas en el terreno para enterrarlas luego junto a los cuerpos de acuerdo con la tradición judía. No existía ninguna organización formal que hiciera este trabajo sagrado.

Esa escena horrible condujo a la fundación de ZAKA (acrónimo hebreo para la identificación de víctimas de desastres) por parte de Meshi-Zahav en 1995. Desde entonces, el alcance de la organización alcanzó connotaciones mundiales.

Hoy, 30 años después de aquel horroroso atentado, ZAKA Search & Rescue cuenta con miles de voluntarios capacitados de todos los sectores de la sociedad israelí que realizan actividades de rescate y asistencia, así como la recuperación de partes de cuerpos luego de ataques terroristas, accidentes o desastres en tierra y mar. Y no solo en Israel.

Desde que se convirtió en una organización humanitaria voluntaria internacional reconocida por la ONU, su Unidad de Rescate Internacional trabaja en cooperación con el Ministerio de Relaciones Exteriores y las Fuerzas de Defensa de Israel para responder a numerosos accidentes y desastres naturales en todo el mundo.

“El reconocimiento de la ONU nos permite ingresar a países donde normalmente podríamos tener problemas logísticos y nos da la capacidad de responder” – Edward Mermelstein, presidente de la Organización no gubernamental

Hasta el momento, capacitó a 49 grupos de voluntarios en países de todo el planeta para que estén preparados en caso de que se reporten incidentes con bajas masivas. La unidad más nueva se estableció en octubre de 2019 en Odesa, Ucrania.

“La organización tiene ambiciosos planes para capacitar grupos en ciudades clave de occidente. Tiene la capacidad para responder lo más rápido posible. Solo se puede mejorar mediante el establecimiento de ‘centros de operaciones autónomos’ en ubicaciones estratégicas de México, Estados Unidos, Brasil, Canadá, el Caribe y otros sitios”, le explicó Mermelstein

De acuerdo con el directivo, parece haber un aumento significativo en las catástrofes en América del Sur y el Caribe. “Queremos estar lo más cerca posible de esas áreas. El reconocimiento de la ONU nos permite ingresar a países donde normalmente podríamos tener problemas logísticos y nos da la capacidad de responder con cualquier país que sea miembro de INSARAG, el Grupo Asesor de Búsqueda y Rescate Internacional de las Naciones Unidas”, añadió Mermelstein.

“Llegaremos allí en avión o en barco para ayudar a otros. Y donde quiera que vayamos, mostraremos siempre el bello rostro del Estado de Israel y de su pueblo. No somos una máquina; somos un corazón y un alma” dijo Yehuda Meshi-Zahav,

ZAKA USA recaudó fondos para llevar a entrenadores israelíes al área metropolitana de Nueva York para brindar ejercicios y capacitaciones en los próximos meses.

“No hay diferencia si las víctimas son judías o no. Sólo en Israel tenemos más de 3.500 personas dispuestas a arriesgar sus vidas para responder a los eventos que suceden en todos los rincones del mundo”, aseguró el presidente de ZAKA a ISRAEL21c. Y agregó: “Siempre nos esforzamos por mejorar nuestra logística y tiempo de respuesta. Nada puede detenernos. Llegaremos allí en avión o en barco para ayudar a otros. Y donde quiera que vayamos, mostraremos siempre el bello rostro del Estado de Israel y de su pueblo. No somos una máquina; somos un corazón y un alma”.

En 2005, el año en que recibió el reconocimiento de la ONU, sus voluntarios colaboraron en las tareas de rescate y ayuda humanitaria tras el devastador huracán Katrina, así como en el tsunami que acechó al sudeste asiático.

Además, los equipos de brindaron asistencia inmediata tras el recordado terremoto en Haití en enero de 2010, en el terremoto y tsunami de Japón en 2011, y en el tifón de 2013 en Filipinas.

En 2015, los voluntarios volaron a París tras los ataques terroristas simultáneos en la ciudad, prestaron asistencia en los Alpes suizos tras el accidente del avión de Germanwings y en el devastador terremoto de Nepal.

Dos años después, miembros de la organización volvieron a colaborar en las catástrofes ocurridas en México, Texas, Florida, y Haití, y en 2018 en el tiroteo en una sinagoga de Pittsburgh.

Shay Salmon, el líder de la delegación de 45 personas entrenada en Guatemala en 2018, recibió el Premio Embajador de la Paz del gobierno de Guatemala por la asistencia de su unidad después de la erupción de un poderoso volcán, solo cinco meses después de que se completara la capacitación.

En 2019, la organización ayudó a encontrar cuerpos en el colapso de una represa en Brasil, y en el accidente aéreo en Etiopía.

ZAKA USA trabaja en coordinación con la Guardia Nacional de los EU y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Israel 21c

 

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here