#COVID48: lamentable campaña antisemita en redes sociales que compara a los judíos con el coronavirus

Campaña antisemita en redes sociales
Campaña antisemita en redes sociales

Los líderes palestinos y algunos árabes han utilizado la pandemia para difundir y promover el antisemitismo y el odio irracional contra Israel, y ese ejemplo se ha difundido, emulado y exagerado en los medios de comunicación social. Esto quizás nunca ha sido más obvio que la semana pasada con la vergonzosa campaña #COVID48 en Iom Hashoá.

Mientras Israel y los judíos de todo el mundo se unían para recordar a los seis millones de asesinados en el Holocausto, los medios sociales en árabe, particularmente los palestinos y jordanos, se llenaron publicaciones con el hashtag #COVID48, una referencia al establecimiento de Israel en 1948 y la actual crisis del coronavirus.

Los mensajes de los posts en Twitter, Instagram y Facebook estaban plagados de información incorrecta y deliberadamente engañosa que acusaba a Israel de asesinar a niños palestinos, de negar intencionadamente a los palestinos ayuda y pruebas de coronavirus, y otras acusaciones infundadas y desacreditadas.

El contenido en sí mismo estaba lleno de fotos y videos adulterados que demonizaban a Israel y a las FDI, comparando a Israel con la Alemania nazi, y llamaban a la destrucción de Israel. Los mensajes comparaban a Israel con el virus explícitamente, tanto en inglés como en árabe. Un tweet en inglés decía, por ejemplo: “Nada más que el sionista es el verdadero virus, asesinando a gente inocente, destruyendo sus casas y atacando a sus familias cruelmente desde hace 72 años”. Otro, manifestaba que “el sionismo es más peligroso que COVID-19”.

Es importante señalar que esta retórica no es ni mucho menos una crítica a las políticas de Israel o a la ocupación, sino más bien un llamamiento digital colectivo para la destrucción del Estado judío. No es la primera vez que los medios sociales árabes (y los medios sociales en general) se ven invadidos por comparaciones de Israel o los judíos con el coronavirus. Docenas de caricaturas acusan a Israel o a los judíos de propagar, o incluso de “ser” el coronavirus. Este antisemitismo por sí solo es alarmante, pero el hecho de que #COVID48 estuviera en la onda de los medios sociales con más de 56.000 conversaciones en las primeras horas de Iom Hashoá, ciertamente expresa algo sobre las intenciones detrás de la campaña.

Un poco de indagación en estos posts demuestra que la campaña se originó con estudiantes en Jordania – un grupo llamado “Niños de Campamentos Palestinos en Universidades Jordanas”. Ellos organizaron un evento en Iom Hashoá para demonizar el Estado Judío y difundir información falsa sobre Israel. En 30 minutos, el hashtag era tendencia en Twitter en Jordania. El grupo también tenía previsto comparar a Israel con el COVID-19 en los días previos a Iom Hashoá, que se centró en los prisioneros palestinos, comparar el recuento de muertes por coronavirus con el recuento de muertes de palestinos, comparar las medidas de cuarentena con el bloqueo egipcio-israelí de Gaza y, por último, la culminación de comparaciones inapropiadas con una tormenta internacional de Twitter en el Día de la Recordación del Holocausto de Israel. Pero esta campaña de odio online no se está produciendo en el vacío. Viene de arriba.

A pesar de la cooperación sin precedentes de Israel con los líderes palestinos, y la transferencia rutinaria de ayuda, equipo médico, pruebas de COVID-19 y equipo de protección a los palestinos, algunos de los líderes palestinos han estado fomentando conspiraciones anti-israelíes para fomentar el odio. Naturalmente, el grupo terrorista Hamás está culpando a Israel por COVID-19, pero uno de los cabecillas de la campaña de incitación ha sido el primer ministro palestino Mohammed Shtayyeh, quien ha acusado públicamente a los soldados de las FDI de “propagar intencionadamente el coronavirus” a los palestinos, y ha afirmado que Israel se niega a luchar contra el virus porque “les encanta el dinero”.

Las declaraciones públicas de Shtayyeh se produjeron al mismo tiempo que Israel está trabajando estrechamente con otros funcionarios del gobierno palestino para combatir eficazmente la propagación del coronavirus, e incluso llevando a cabo sesiones de capacitación conjunta con profesionales médicos israelíes y palestinos de la Ribera Occidental y la Franja de Gaza. La incitación de Shtayyeh es peligrosa no sólo porque es falsa, sino también porque inspira un radicalismo en las comunidades palestinas que se amplifica y exagera sin cesar en los medios de comunicación social.

Los medios sociales actúan como una lupa para todo lo que ocurre en el mundo real, y con tantas voces en línea, los hechos se distorsionan cada vez más. Cuando los líderes palestinos están haciendo declaraciones descaradamente falsas, eso también se manifiesta eventualmente en internet. Lamentablemente, a pesar de la evidente naturaleza antisemita de muchos de los mensajes con el hashtag, y a pesar del revisionismo del Holocausto y de los sutiles llamamientos a la destrucción de Israel, en las redes no se bloqueó ni se eliminó este odioso hashtag.

Hay un tiempo y un lugar para la crítica legítima a Israel, pero el hashtag #COVID48 y los mensajes que lo acompañan no lo son.

 

Vía Israel Noticias

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here