Crisis en Beirut: renunció el primer ministro del Líbano y parte de su gabinete

renunció el primer ministro del Líbano
renunció el primer ministro del Líbano

El primer ministro del Líbano Hassan Diab ha informado al presidente Michel Aoun de su intención de dimitir en breve, según informaron los medios de comunicación locales el lunes.

El gabinete del país se enfrentó a una creciente presión para que dimitiera después de una explosión masiva que ha provocado protestas antigubernamentales y renuncias de varios ministros, siendo el último en irse el ministro de justicia.

La detonación de más de dos mil toneladas de nitrato de amonio en un almacén del puerto el cuatro de agosto mató a 158 personas, hirió a más de seis mil y destruyó una franja de la ciudad mediterránea, agravando meses de colapso político y económico y provocando furiosos llamados a la renuncia de todo el gobierno.

El gabinete, formado en enero con el respaldo del poderoso grupo Hezbollah, respaldado por Irán, y sus aliados, debía reunirse el lunes, y muchos ministros querían dimitir, según fuentes ministeriales y políticas.

Los ministros de información y medio ambiente renunciaron el domingo, así como varios legisladores. El ministro de justicia renunció el lunes, citando la catastrófica explosión.

“El régimen entero necesita cambiar. No habrá ninguna diferencia si hay un nuevo gobierno”, afirmó Joe Haddad, un ingeniero, a Reuters. “Necesitamos elecciones rápidas”.

El sábado, Diab mencionó que pediría elecciones parlamentarias anticipadas.

Leer más: Israel ofreció ayuda tras la explosión en Beirut

El presidente de Líbano había manifestado anteriormente que el material explosivo se almacenaba de forma insegura durante años en el puerto. Más tarde añadió que la investigación consideraría si la causa era una interferencia externa así como negligencia o un accidente.

El gobernador de Beirut anunció que muchos trabajadores extranjeros y camioneros seguían desaparecidos. Se suponía que estaban entre las víctimas, lo que complicaba los esfuerzos por identificar a las víctimas.

Corrupción y mala gestión en Líbano
Las protestas antigubernamentales de los dos últimos días han sido las mayores desde octubre, cuando los manifestantes salieron a las calles por una crisis económica que tiene sus raíces en la corrupción endémica, el despilfarro y la mala gestión. Los manifestantes acusaron a la élite política de explotar los recursos del Estado para su propio beneficio.

La casa de Eli Abi Hanna y su taller de reparación de automóviles fueron destruidos en la explosión.

“La economía ya era un desastre y ahora no tengo forma de volver a ganar dinero”, declaró. “Era más fácil hacer dinero durante la guerra civil. Los políticos y el desastre económico lo han arruinado todo”.

Algunos libaneses dudan que el cambio sea posible en un país donde los políticos sectarios han dominado desde el conflicto de 1975-90.

“No funcionará, es la misma gente. Es una mafia”, indicó Antoinette Baaklini, empleada de una compañía de electricidad que fue demolida en la explosión.

Los trabajadores recogieron las mamposterías caídas cerca del edificio donde el graffiti de la pared se burlaba de la crisis crónica de electricidad del Líbano: “Todos los demás en el mundo tienen electricidad mientras que nosotros tenemos un burro”.

“Siempre será lo mismo. Es solo un juego político, nada cambiará”, afirmó la estudiante universitaria Marilyne Kassis.

Una conferencia internacional de donantes de emergencia celebrada el domingo recaudó promesas por valor de casi 253 millones de euros (298 millones de dólares) para ayuda humanitaria inmediata.

Pero los países extranjeros exigen transparencia sobre la forma en que se utiliza la ayuda. Se muestran reacios a extender cheques en blanco a un gobierno que su propio pueblo percibe como profundamente corrupto.

Algunos están preocupados por la influencia del grupo terrorista chiíta Hezbolá, que recibe fondos de Irán.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Abbas Musaví, expresó en una conferencia de prensa televisada el lunes que los países deberían abstenerse de politizar la explosión del puerto de Beirut. Hizo un llamado a los Estados Unidos para que levanten las sanciones contra Líbano.

Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here