Pintadas anti israelíes en la protesta racial en Kenosha

La guerra contra el racismo y el abuso policial que se vive en Estados Unidos
La guerra contra el racismo y el abuso policial que se vive en Estados Unidos

La guerra contra el racismo y el abuso policial que se vive en Estados Unidos tiene un nuevo epicentro. Por tercera noche consecutiva, Kenosha en Wisconsin, una pequeña localidad a orillas del lago Michigan al norte de Chicago, fue el escenario de protestas violentas que se saldaron con dos muertos y un herido grave, según la policía. La indignación la desató otro incidente que ha dado la vuelta al mundo después de que un policía, acompañado por otros agentes armados, disparara varios tiros por la espalda a un afroamericano, Jacob Blake, delante de sus hijos pequeños.

De la misma manera que en la protesta por la muerte de George Floyd mientras se encontraba bajo custodia policial en Estados Unidos se inflitró el antisemitismo.

Leer más: Fuerte rechazo de la comunidad judía norteamericana por una publicación que muestra a George Floyd con la bandera palestina

Esta vez fue en Kenosha donde el Templo Bet Hillel fue vandalizado con pintadas. «Free Palestine» quedó escrito en la entrada de la sinagoga.

Dos personas murieron y una tercera resultó gravemente herida en un tiroteo en Kenosha el martes por la noche. Fue durante la tercera noche de protestas por el tiroteo de la policía contra Jacob Blake, dijo la policía.

Los agentes respondieron a los informes de múltiples víctimas de disparos alrededor de las 11:45 p.m. Martes, dijo el Departamento de Policía de Kenosha en un comunicado de prensa el miércoles temprano.

La persona herida fue llevada al hospital con «heridas graves, pero que no ponen en peligro su vida», dijo la policía.

La investigación sobre el tiroteo está en curso y los nombres y las edades de las víctimas aún se están determinando, según el comunicado.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here