La mejor amiga de Ana Frank colocó el primer ladrillo de un nuevo monumento del Holocausto en Ámsterdam

Amiga de Ana Frank coloca piedra homenaje

Jacqueline van Maarsen (91), mejor amiga de Ana Frank, participó en la colocación del primer ladrillo de un nuevo monumento del Holocausto.

Según afirmó van Maarsen ante ANP, formar parte de este homenaje «fue muy especial». “Estoy satisfecha de que finalmente esto esté sucediendo”, dijo, por la inauguración del Monumento a los Nombres.

La amiga de Ana Frank se encontraba entre cientos de personas, incluidos otros sobrevivientes del Holocausto, que se reunieron en Ámsterdam para colocar la primera parte del edificio. Serán 102.000 ladrillos, cada uno con el nombre de cada víctima identificada de la Shoá en Holanda.

Se espera que la construcción del monumento, la última fase de un proyecto que comenzó en 2006, demore alrededor de un año. Costará 15 millones de euros.

El gobierno holandés proporcionará más de la mitad de la financiación, y el resto lo aportará el municipio y donantes privados.  Precisamente, uno de los donantes es van Maarsen, quien aportó 50.000 euros.

El ladrillo que colocó la mujer de 91 años lleva el nombre de Dina Frankenhuis, quien fuera asesinada por los nazis en 1943 en el campo de exterminio de Sobibor, en la Polonia ocupada. Tenía 20 años.

Alguna vez Van Maarsen afirmó que Ana Frank «era una chica muy vivaz. Nunca conocí a nadie con tantas ganas de vivir. Eso es lo que más me gustaba de ella. Ella quería ser famosa, no una ama de casa como su madre

El Diario de Ana Frank, escrito en su escondite en un recinto oculto en Ámsterdam, se considera el documento más conocido de la historia del Holocausto.

Si bien su padre era judío, la familia sobrevivió a la guerra porque la madre de van Maarsen era cristiana.

Amsterdam tiene múltiples monumentos para las víctimas del Holocausto.

 

Vía JTA

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here