La Federación Iraní de Ajedrez enfrenta prohibición internacional por su boicot a israelíes

Aryan Gholami perdió su oportunidad de ganar en Suecia un premio de 10 000 dólares cuando descartó jugar contra el israelí Ariel Erenberg y acabó en el puesto 11.
Aryan Gholami perdió su oportunidad de ganar en Suecia un premio de 10 000 dólares cuando descartó jugar contra el israelí Ariel Erenberg y acabó en el puesto 11.

La Federación Iraní de Ajedrez podría enfrentar una prohibición internacional por su continua negativa a competir contra rivales israelíes.

Arkady Dvorkovich, presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), ya advirtió en junio de este año a Irán. Les dijo que si seguían con sus payasadas, la FIDE actuaría en consecuencia. A su vez, el aviso incluyó la mención de los eventos de boicot de Irán que enumeran a jugadores israelíes como participantes.

“Estamos aumentando la presión sobre Irán para que siga la ley. Si no cumple, la federación iraní verá las consecuencias”, dijo el vicepresidente de la FIDE, Nigel Short.

Además, agregó que la negativa de la Federación Iraní de Ajedrez (ICF) “a solicitar a que sus jugadores compitan contra todos los países de la FIDE antes de la próxima Asamblea General, o cualquier boicot futuro por parte de un jugador iraní, resultará automáticamente en la suspensión de la ICF de todas las actividades de la FIDE”.

Irán utiliza notoriamente esta práctica en todas las disciplinas deportivas. Por lo general, si uno de sus competidores se enfrenta a un israelí fingirá una lesión o se retirará de la competencia.

Dentro de unos pocos casos documentados, el más reciente fue el judoka iraní Saeid Mollaei. Durante el Campeonato Mundial de Judo 2020 en Tokio se dejó perder sus dos últimos combates para no enfrentarse al israelí Sagi Muki.

Los atletas iraníes reciben instrucciones específicas de las autoridades gubernamentales para actuar así. La Federación Iraní de Judo fue inmediatamente sometida a investigación tras las afirmaciones de Mollaei.

Short informó de 12 incidentes separados a la Asamblea General de la FIDE para abogar por la suspensión de Irán. Casos en los que el equipo de ajedrez perdió el derecho a enfrentarse contra competidores israelíes o se retiró por completo de los torneos. El vicepresidente describió estos sucesos como “racismo absolutamente provocativo”.

Para mantener su posición dentro de la FIDE y la clasificación mundial de sus jugadores, Irán debe proporcionar un razonamiento suficiente para apelar la suspensión. Si no lo hace, “definitivamente serán suspendidos”, dijo Short.

Farhad Nikoukhesal, presidente de la ICF, aseguró que Irán está “trabajando de conformidad con las reglas de la FIDE y se adhiere a los estatutos de la FIDE”. Al mismo tiempo expresó que es decisión del atleta competir o no, y que no hay influencia en absoluto por parte del gobierno.

 

Vía Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here