Al igual que los familiares, AMIA y DAIA, la fiscalía acusó a Telledín de haber entregado la camioneta del atentado a la AMIA y pedirá que sea condenado

l igual que los familiares, AMIA y DAIA, la fiscalía acusó a Telledín de haber entregado la camioneta del atentado a la AMIA y pedirá que sea condenado
l igual que los familiares, AMIA y DAIA, la fiscalía acusó a Telledín de haber entregado la camioneta del atentado a la AMIA y pedirá que sea condenado

La Fiscalía acusó hoy a Carlos Telleldín de entregar la camioneta Trafic usada como coche bomba en el atentado contra la AMIA en 1994. También de fugarse tras el ataque, en una nueva audiencia de la causa que se sigue por el hecho.

Los fiscales presentaron sus alegatos ante el Tribunal Oral Federal 3 y el próximo miércoles pedirán una condena. La misma se sumará a la que ya tiene en la causa por el encubrimiento del atentado. Por la cual recibió tres años y medio de prisión.

Durante la audiencia, el fiscal Roberto Salum afirmó que «es indiscutido y probado que Telleldín entregó esa Trafic sabiendo que se iba a usar para el atentado».

La Fiscalía que acusó a Telleldín señaló que, en el marco de su actividad en el «doblado de automotores robados para su venta»,  le entregó el vehículo a una persona «con acento árabe», de acuerdo a los testigos.

Leer más: Caso AMIA: familiares de las víctimas pidieron prisión perpetua para Carlos Telleldín

En este sentido, Salum indicó además que los testigos dijeron haber visto a Telleldín nervioso luego del atentado y que decidió irse a Posadas, donde luego sería detenido, tras lo cual apuntó: «Fue una fuga porque sabía que la Trafic se había usado en un atentado».

Los fiscales concluirán con su alegato en la audiencia prevista para el próximo miércoles. Pedirán una condena que se sumará a los 20 años de cárcel que solicitó la representación de la AMIA- DAIA. Además de la cadena perpetua pedida por los familiares de las víctimas.

El juicio contra Telleldín lo lleva adelanta el Tribunal Oral Federal 3, a cargo del magistrado Andrés Basso.

El atentado terrorista del 18 de julio de 1994 enfrentó a AMIA y a toda la sociedad con la cara más cruda del horror.

El ataque terminó brutalmente con la vida de 85 personas, dejó más de 300 heridos, y destruyó por completo la sede de la institución

Foto: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here