Tecnología israelí para comprobar signos vitales mediante un selfie

Tecnología israelí permite comprobar signos vitales mediante un selfie
Tecnología israelí permite comprobar signos vitales mediante un selfie

Tecnología israelí para comprobar signos vitales mediante un selfie. La pandemia de coronavirus contribuyó a poner en el candelero la tecnología de telesalud, ya que cada vez más personas buscan nuevas formas de obtener asesoramiento médico en línea sin tener que acudir a la consulta del médico. Una solución que está ganando popularidad internacional es la de Binah.ai, con sede en Ramat Gan, que permite al usuario medir sus constantes vitales con sólo tomarse una selfie.

La tecnología de la empresa puede medir la frecuencia cardíaca de una persona. También la variabilidad de la frecuencia cardíaca, el nivel de estrés mental, la saturación de oxígeno, la frecuencia respiratoria, etc., simplemente analizando la cara de una persona. La solución, que se ofrece como un SDK en las aplicaciones de sus clientes, es utilizada por 80 proveedores de servicios sanitarios y compañías de seguros de todo el mundo con cientos de miles de usuarios, informó The Jerusalem Post.

Es difícil imaginar que la cámara de un teléfono pueda recoger tantos datos sanitarios, pero el director general de la empresa, David Maman, afirma que el concepto se basa en tecnologías ya existentes.

“Los relojes inteligentes que mucha gente lleva ahora tienen una luz parpadeante en la parte trasera que extrae una señal fotopletismográfica (PPG)”, afirma Maman. “Esa tecnología está disponible desde 1938, casi 80 años. Lo que nosotros hacemos es extraer la misma señal PPG de la cara de la persona. Analizamos la intensidad del reflejo de la luz que sale de la cara de la persona hacia la cámara”.

“Este tipo de tecnología existe desde hace varios años. Sin embargo, normalmente sólo puede funcionar en un entorno muy optimizado. Esto es con una cámara de cinco canales y un entorno de laboratorio en el que todo está inmóvil. Lo que hemos hecho es adaptar la tecnología para que pueda extraer los signos vitales en cualquier smartphone. Sin importar el color de la piel, el género o la edad de la persona”, explicó.

Esto sitúa a Binah.ai en posición de hacer por la sanidad lo que el comercio electrónico está haciendo por el comercio minorista, afirmó.

“Según la Organización Mundial de la Salud, la mitad del mundo carece de acceso a los servicios sanitarios básicos, y el mundo se encamina hacia una enorme escasez de trabajadores médicos”, afirmó Maman. “Los costes de la atención sanitaria se están disparando, y unos 100 millones de personas se ven abocadas a la pobreza extrema cada año debido a sus gastos sanitarios”.

“Para 2050, se espera que se duplique el número de personas mayores de 80 años, y habrá más de 2.200 millones de personas mayores de 60 años. Hay muchas tecnologías y servicios nuevos que prestan servicios sanitarios, pero muchos de ellos requieren distintos tipos de equipos. Eso crea un sinfín de puntos de fricción, ya sean los precios del hardware, los gastos de envío, el aprendizaje de su uso o cualquier otra cosa. Hemos desarrollado un sistema que proporciona información sanitaria crítica desde casi cualquier dispositivo”.

Maman fundó la compañía en 2016 después de que la anterior empresa que fundó, HexaTier, fuera adquirida por Huawei por 42 millones de dólares. Antes de eso, fundó y vendió otras empresas, como Teridion, GreenCloud, Vanadium-Soft y Preacos. Binah.ai tiene actualmente 67 empleados.

El kit de desarrollo de software de la empresa permite integrar la solución en otras aplicaciones de salud para utilizarla junto con otras aplicaciones de telesalud. La tecnología se ejecuta en el dispositivo del usuario, no en la nube, por lo que la privacidad del paciente se mantiene a un alto nivel.

Los datos pueden utilizarse en varias etapas del recorrido del paciente, señaló Maman. “La aplicación puede ayudar a tomar la decisión de si una persona necesita ir al médico”, afirmó. “También puede extraer las constantes vitales durante una sesión en línea con un médico. Este puede programar una exploración de seguimiento unos días después si es necesario”.

“La Asociación Americana del Corazón ha publicado recientemente unos documentos. Allí se muestra cómo el estrés se ha convertido en un factor esencial de nuestra actividad. Está relacionado con la depresión, la ansiedad, el TEPT y casi todo lo que provoca la COVID-19”, afirmó Maman. “La capacidad de medir el estrés de una manera mucho mejor es inestimable”, dijo.

«Los empleadores pueden utilizar la tecnología para ayudar a mantener la seguridad en el lugar de trabajo. Esto es cuando los trabajadores comienzan a regresar a la oficina después de meses de trabajar desde casa», añadió.

Binah.ai está trabajando actualmente para obtener la aprobación de la FDA y la EMA para la aplicación. Eso la haría disponible para hospitales y clínicas de todo el mundo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here