En un día como hoy. Por Martha Wolff

en-un-dia-como-hoy-duelo-en Argentina-por Amia-en-el-judaísmo-por Tisha-Beav
en-un-dia-como-hoy-duelo-en Argentina-por Amia-en-el-judaísmo-por Tisha-Beav

En un día como el de hoy, de duelo en la Argentina por 27ª aniversario del Atentado a la AMIA, para el mundo ante el terrorismo y para el judaísmo, por ser Tishá Be Av; hubo agresiones en el Muro de los Lamentos en el sector mixto de rezos. Lamento y me avergüenzo de lo que pasó.
Soy una mujer judía que tengo el privilegio de compartir mi religión en el templo al lado de mis hombres. Soy una mujer judía que conoció la sinagoga de hombres y mujeres separados. Gracias al movimiento conservador hoy estoy junto a mis hombres para rezar, cantar, pensar y celebrar.

Leer más: Hoy se cumplen 27 años, 324 meses, 1408 semanas y 9855 días del atentado a la AMIA: no hay detenidos

Soy una mujer que ante la debilidad que padeció mi esposo por su enfermedad tuve el honor de tener la Torá, ponerme el talit y hasta me di el gusto en una oportunidad de colocarme los tefilim. Sabiduría coordinada de la mente el corazón y el brazo. Soy una mujer que estuvo en la jupá de sus hijos y los bar mitzvot de sus nietos. En rezos de duelo y fui una más entre los míos. Soy una periodista que hizo reportajes a rabinas que dejaron bien en claro que las limitaciones impuestas a las mujeres judías fueron creadas por hombres.
Soy una mujer que en cada viaje a Jerusalem mi primera visita ha sido ir al Muro. Como escritora me he dedicado a observar a las palomas que lo anidan. Paloma y palomo se citan, picotean, se arrullan en un diálogo que se entremezcla con las plegarias.

Con su aleteo desparraman los papelitos de pedidos a Dios en los idiomas del mundo, traen en sus picos semillas, se alimentan de las plantas que crecen en sus intersticios y se aman sin restricciones, teniendo como lecho las piedras y como lecho el cielo jerosolimitano.

Palomas y palomos desde esas atalayas de lo que resta del sagrado Templo de Salomón, miran estirando sus cuellitos para observar orando hombres en un lado hombres, mujeres en otro y se identifican con los que están juntos, como ellas, en pareja, libres, volando en el infinito espacio en el vive eternamente nuestra historia como pueblo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here