Estudiantes judíos y árabes aprenden tecnología juntos

estudiantes-judios-y-arabes-aprenden-tecnologia-juntos
estudiantes-judios-y-arabes-aprenden-tecnologia-juntos

La iniciativa Moona, un espacio para el cambio, nació en septiembre de 2014 como un programa extracurricular en el que estudiantes de secundaria judíos y árabes de Israel comenzaron a interactuar entre ellos mientras aprendían tecnologías relacionadas con la exploración espacial robótica, drones, impresión 3D y electrónica.

Desde entonces, Moona expandió su misión y añadió visión avanzada y tecnologías de IoT al plan de estudios. Además de capacitación específica para el trabajo para adultos jóvenes (no solamente en tecnología espacial). En coordinación con empresas de alta tecnología que buscan contratar nuevo personal.

La adquisición de habilidades prácticas y colaborativas se realiza en las instalaciones de Moona en dos ciudades árabes israelíes: Majd al-Krum en la Galilea occidental cerca de Akko y Kafr Qasem en el centro de Israel.

“Moona” significa “deseo” en árabe. En hebreo, “emuna” significa “fe”. El nombre también refleja la importancia de la palabra “Moon” (Luna en inglés) como centro del programa.

Asaf Brimer pasó 25 años en la Fuerza Aérea de Israel y el sector aeroespacial antes de crear Moona con un socio musulmán.

“Empecé con esto porque la separación en nuestra sociedad es el mayor desafío para Israel. Decidí que mis hijos iban a estar mejor si la sociedad era más abierta. Nos perdemos muchas ventajas porque no tenemos la oportunidad de conocernos”, indicó Brimer.

Leer más: Médicos árabes y judíos unidos contra un enemigo en común: «No hay diferencias entre nosotros»

Tras el parcial levantamiento de las restricciones de COVID en Israel, una vez más hay entre 50 y 100 judíos, musulmanes, cristianos, drusos y beduinos de Israel que llegan a Moona para compartir actividades toda la semana.

Luego del último conflicto de mayo con Gaza y los disturbios raciales en ciudades como Akko y Lod, Moona convocó a psicólogos para ayudar los estudiantes a procesar sus emociones y luego regresar al estudio.

“Hoy es todo más desafiante pero también hay más oportunidades. Creo que en dos años tendremos de seis a diez centros en todo Israel. Con el tiempo, espero que haya centros Moona en EEUU y Emiratos Árabes Unidos. Es un modelo que se puede replicar en cualquier lado porque se trata de personas”, le dice Brimer a ISRAEL21c.

Casos de éxito

En 2017, los tres ganadores principales del concurso de Moona “De la idea a la implementación”, patrocinado por la Asociación de la Embajada de los EEUU en Oriente Medio, llevaron sus prototipos para mostrar el programa Partnership2Gether de la Federación Judía de Pittsburgh, que dio un capital inicial a Moona.

Ahmad Sbea, de 17 años, y Khaled Abu Daud, de 18, ambos de Majd al-Krum, compartieron el primer premio por su barco de pesca automático. Fue diseñado para la seguridad de los pescadores de Alaska.
El tercer premio fue para Rima Ali, de 21 años, de un pueblo druso cerca de Haifa, por su mesa de entretenimiento llena de juegos de mesa y cartas.

 

1 COMENTARIO

  1. Its great as your other content : D, appreciate it for posting. «There’s no Walter Cronkite to give you the final word each evening.» by William Weld.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here