Conozca a Sabrina Saadi, la primera oficial de policía de Israel que usa hiyab

Sabrina Saadi
Sabrina Saadi

La comandante Sabrina Saadi, investigadora principal de la división juvenil del departamento de policía de Kafr Kanna en el distrito norte de Israel, hace historia como la primera oficial del país que utiliza hiyab.

Saadi nació y creció en la ciudad predominantemente beduina de Basmat Tab’un, en el norte de Israel. Asistió a una prestigiosa escuela secundaria en Haifa, donde completó sus exámenes de matriculación, y luego se ofreció como voluntaria para el Servicio Nacional en el Distrito de la Policía Costera. Después de completar su servicio nacional, no pudo alistarse en la fuerza policial porque no cumplía con los estándares de calificación.

Pero, repentinamente, Saadi recibió una llamada telefónica del subdirector de la policía de Israel, Jamal Kharkash, quien le notificó que los estándares cambiaron con respecto a la admisión de mujeres religiosas musulmanas, lo que le permitió alistarse en un curso de policía y un curso de investigación en la Escuela Nacional de Policía pese a utilizar hiyab.

Después de completar el curso, fue reclutada para la recién creada estación Kafr Kanna. Saadi es la investigadora principal de jóvenes, con otros dos inspectores trabajando junto a ella.

Imagen

«Crecí en un hogar religioso musulmán, mi madre es muy religiosa y, como yo, reza cinco veces al día con un hiyab. Soy soltera y vivo con mi familia en el pueblo. Quiero enviar un mensaje a las religiosas musulmanas como yo. La policía es un buen hogar para ti. La organización te permite avanzar, demostrar tu valía y sentirte igual», señaló.

A pesar de su éxito, llegar a este punto fue una lucha para Saadi, quien señala que recibió algunas críticas de familiares y residentes de su aldea. También experimentó amenazas en su contra.

«Al comienzo del reclutamiento hubo amenazas de lastimarme. Todas fueron a través de Facebook. No tengo miedo, vivo por mi fe y no lastimo a nadie. Solo le tengo miedo a Dios», sostuvo.

Algunos hombres musulmanes religiosos también reaccionaron a la idea de Saadi en uniforme, ya que sugieren que debería quedarse en casa.

En términos de su trabajo real, Saadi se enfoca en delitos violentos y en Internet. «Como investigadora joven, tengo que actualizar constantemente la tecnología, avanzar y aprender», aseveró.

 

Vía The Jerusalem Post

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here