La despedida de Uriel Aiskovich del Centro Hebreo Ioná

la-despedida-de-uriel-aiskovich-del-centro-hebreo-iona
la-despedida-de-uriel-aiskovich-del-centro-hebreo-iona

El histórico Director de Sinagoga y Proyectos Institucionales del Centro Hebreo Ioná, Lic. Uriel Aiskovich, se despidió de la institución, ya que obtuvo una beca para continuar con sus estudios rabínicos en el Centro de Estudios Judíos de la Universidad de Potsdam en Alemania.

Uri, como todos lo conocen en Ioná, dejará la institución después de 17 años. Lo hará luego de finalizadas las ceremonias de Rosh Hashaná y Iom Kipur, que seguramente serán muy emotivas para él, sus afectos y toda la comunidad.

La comisión directiva de la institución lo despidió con una sentida carta. «Esta noticia nos genera múltiples reacciones», afirmaron. «Por un lado la alegría y el orgullo de saber que Uri eligió el camino de formación que servirá para su desarrollo personal y profesional. Por otro lado, y después de 17 años, la lógica tristeza por saber que no vamos a contar diariamente con su calidez y pensamiento reflexivo, rico y creativo que lo llevó a que tuviera un lugar tan destacado en cada una de las áreas de nuestra comunidad en las que incursionó: sinagoga, escuela, juventud, ID y adultos», explicaron.

Leer más – Centro Hebreo Ioná: campaña de nuevos socios «40 años junto a vos»

Aiskovich publicó en sus redes sociales una carta a la comunidad en la que comentó su decisión y aseguró que «en lo personal seguiré a disposición para conversar, acompañar, compartir, todo lo que esté a mi alcance desde la distancia. Y todo lo que pueda ayudar tanto a Ioná, como a cada uno de ustedes».

A continuación compartimos la despedida en sus redes.

Queridos miembros de nuestra comunidad Ioná,

Les escribo a cada uno y cada una de ustedes para contarles con mucha emoción, que luego de más de dieciséis años compartidos en la Comunidad, de aprendizajes, de momentos de alegrías, y por sobre todo mucho crecimiento, llegó el momento de mi despedida, al menos por esta etapa.

Me han confirmado desde la Universidad de Potsdam, Alemania, para continuar con un Master en Jewish Theology y con mi formación judaica por parte del instituto Abraham Geiger en la misma Universidad.

Esta noticia me genera muchas emociones encontradas. Por un lado la tristeza de tener que despedirme de la Comunidad que me ha permitido crecer y compartir tantas vivencias. Por el otro, la alegría de poder concretar un sueño. El continuar mis estudios, formación y experiencias en otro país, y en una Universidad tan prestigiosa como es la Universidad de Potsdam.

En lo personal seguiré a disposición para conversar, acompañar, compartir, todo lo que esté a mi alcance desde la distancia. Y todo lo que pueda ayudar tanto a Ioná, como a cada uno de ustedes.

Leer más: «De Villa Crespo a Budapest», el diario de viaje de Uriel Aiskovich

Les agradezco a cada uno por haber confiado, compartido y brindado lo mejor de sí para entre todos continuar haciendo crecer una Comunidad tan única y vibrante como es Ioná. A quienes día a día trabajan o trabajaron en Ioná. Voluntarios y voluntarias, hazkanim,  maestranza, bitajon, madrijim, madrijot, al equipo de Ionati. También a la escuela, administración y Sinagoga. Y por sobre todo a quienes confiaron y colaboraron en crear espacios de aprendizaje y co creación sumamente enriquecedores. A quienes me enseñaron, me inspiraron y acompañaron para que en este tiempo hayamos podido crear juntos tantos proyectos. Además de superar adversidades y desafíos y ver crecer enormemente a nuestra Comunidad. Cómo estoy seguro que seguirá creciendo.

Sé que no alcanzan las palabras para explicar tantos sentimientos y es por esto que esta carta no reemplaza al encuentro personal que espero poder compartir con ustedes.

Leer más – Campaña de recaudación del Centro Hebreo Ioná: «Kol Israel Arevim Ze Laze»

Como marca el calendario judío, los Iamim Noraim son tiempos de nuevos comienzos y renovación, y en mi caso personal serán mi despedida de este ciclo profesional. Decido para este momento quedarme con el valor judío de la gratitud, תודה, quedándome eternamente agradecido por tantos años de vivencias inolvidables que forman parte de mí y que me hacen ser el que soy hoy.

Es un orgullo ser parte de esta comunidad y poder continuar este rumbo recordando nuestro tradicional “Ivri Anojí”, “soy hebreo”, y Ionero, como un camino permanente de búsqueda y crecimiento.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here