Epicondilitis o codo de tenista. Por Dr. David Sznajderhaus

la-epicondilitis-o-codo-de-tenista-la-columna-de-david-sznajderhaus
la-epicondilitis-o-codo-de-tenista-la-columna-de-david-sznajderhaus

La Epicondilitis o codo de tenista es la inflamación y dolor en el lado exterior (lateral) de la parte superior del brazo cerca al codo. Es posible que se produzca un desgarro parcial de las fibras del tendón que conectan el músculo al hueso, en o cerca a su punto de origen en la parte exterior del codo.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Esta lesión es ocasionada por retorcimiento repetitivo de la muñeca o del antebrazo. Está clásicamente asociada con la práctica del tenis, de ahí el nombre «codo de tenista», pero cualquier actividad que involucre el retorcimiento repetitivo de la muñeca por ejemplo como cuando se usa un destornillador, o se retuerce un trapo, puede ocasionar epicondilitis.

Síntomas

El principal síntoma es el dolor que empeora gradualmente y que se irradia hacia el antebrazo y dorso de la mano al sujetar o torcer algo incluso con la caída de  objetos que tomamos con la mano.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza sobre la base de signos y síntomas clínicos. Una radiografía generalmente no revela una anomalía. A menudo, hay dolor cuando se presiona el tendón cerca del sitio en donde se une al hueso de la parte superior del brazo, por arriba de la parte exterior del codo.

También se presenta dolor cerca del codo cuando se extiende la muñeca (doblada hacia atrás como cuando se acelera una motocicleta) en contra de la resistencia.

Leer más: Hernia de disco y lumbalgia. Por Dr. David Sznajderhaus

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Entre los tratamientos que pueden mejorar los síntomas se encuentran:

Analgésicos y antiinflamatorios.

Infiltración con cortisona y un anestésico.

Inmovilización del antebrazo y codo durante 2 ó 3 semanas.

Fisioterapia

Para prevenir que se repita la lesión, se puede utilizar una codera al realizar actividades deportivas o laborales en general que pueden agravar el trauma. A veces puede ser necesario suspender o cambiar de actividad por un tiempo determinado. En algunos casos es posible que sea necesario practicar una cirugía si el dolor persiste a pesar de estos tratamientos médicos.

Pronóstico

Más del 90% de las personas mejoran con tratamiento no quirúrgico y del 10% que requiere cirugía, el 90% también experimenta mejoramiento.

Prevención

Se debe mantener una buena fortaleza y flexibilidad en los músculos del brazo o evitar cualquier movimiento repetitivo. EL descanso  cuando la flexión y extensión causa dolor. La aplicación de paños fríos en la parte exterior del codo después del movimiento puede ayudar a aliviar los síntomas.

Dr. David Sznajderhaus (www.docterapi.com)

MN 70.630

Médico

1 COMENTARIO

  1. I bеlieve that is among the such a lot important
    info for me. And i am satisfied reading your article.
    Howeveг wanna observation on few normal іssues, The web
    ѕite taste іs ԝonderfսl, the articles is in rеality excellent : D.

    Just right activity, cheers

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here