Se arrepintió y pidió disculpas el hombre que vendía souvenirs relativos a la Shoá

Se arrepintió y pidió disculpas el hombre que vendía souvenirs relativos a la Shoá
Se arrepintió y pidió disculpas el hombre que vendía souvenirs relativos a la Shoá
El hombre que vendía souvenirs relativos a la Shoá y puso a subasta los kits de tatuajes usados ​​en prisioneros en el campo de exterminio de Auschwitz se disculpó durante una audiencia en el tribunal.
«No quise causar daño a nadie», dijo. Agregó que está considerando la posibilidad de donar los troqueles a Yad Vashem. El hombre no compareció ante el tribunal y sus abogados hicieron su declaración, informó Ynet.
Al final de la audiencia, la jueza Rachel Orkabi extendió la suspensión de la venta de lo que describió como «el espantoso artefacto del Holocausto». Obtenido de un coleccionista privado, los ocho troqueles de acero del tamaño de una uña, cada uno forrado con alfileres para formar números, habrían sido presionados en la carne de los prisioneros con tinta para marcar sus números de serie, según el subastador Meir Tzolman.
 
Su sitio web lo había considerado «el artículo más impactante del Holocausto», con un valor de venta proyectado de 30.000 a 40.000 dólares.
 
El Tribunal de Distrito de Tel Aviv detuvo la venta de los dados a principios de este mes. Fue luego de una declaración de los sobrevivientes del Holocausto.
 
Leer más – LeDor VaDor organiza un Webinar sobre el talento senior
Entrevistado antes de la orden judicial, Tzolman dijo que era nieto de sobrevivientes del Holocausto que se habían tatuado. Defendió la subasta, de la que tomaría una comisión del 25%, como un medio para asegurarse que los troqueles llegaran a «las manos adecuadas».
Un acuerdo de culpabilidad propuesto por Orkabi haría que los kits fueran examinados por Yad Vashem. Si el museo confirma su autenticidad, el estado considerará adquirirlos y luego donarlos.

Sobrevivientes del Holocausto en el Tribunal de Distrito de Tel Aviv.

Sobrevivientes del Holocausto en el Tribunal de Distrito de Tel Aviv.
(Moti Kimchi )
El tribunal dictaminó que el vendedor anónimo tiene 48 horas para responder a la propuesta.
 
La semana pasada, el fiscal general Avichai Mandelblit dijo que se opone a la subasta y anunció que se unirá a la batalla legal en curso para evitarla.
 
«No es apropiado que los sellos de Auschwitz se vendan al mejor postor», escribió Mandelblit en su opinión ante el Tribunal de
Distrito de Tel Aviv. «Tal comercio es inválido en términos de valores, moral e intereses públicos y nacionales», añadió.
El fiscal general también dijo que los kits deben ser transferidos al cuidado de Yad Vashem. Esa posición reiteró su presidente, Dani Dayan, quien calificó la subasta de «moralmente inaceptable» y que fomenta la proliferación de falsificaciones.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here