Cáncer de mama: técnica israelí congela y destruye tumor

Técnica israelí congela y destruye tumor en la mama
Técnica israelí congela y destruye tumor en la mama

La empresa israelí IceCure Medical desarrolló un sistema revolucionario para el tratamiento de cáncer de mama.

Esta tecnología destruye los tumores convirtiéndolos en una bola de hielo. Utiliza una aguja «súper» fría, se congelan los tumores y luego se los descongela, matando así al tejido dañino.

La técnica se completa en 15 minutos y no deja cicatrices. IceCure ya fue aprobado para su uso en los Estados Unidos.

El cáncer de mama es uno de los males más comunes entre las mujeres. Generalmente, el tratamiento pasa por una masectomía y quimioterapia o radiación. Todo ello es un proceso bastante agresivo y muy duro de asimilar para las mujeres enfermas. Pero hay una alternativa menos conocida, la crioablación, o lo que es lo mismo, congelar el tumor. Sin cicatrices y sin estancias hospitalarias, aunque la quimioterapia o la radiación tiene que seguir aplicándose. En cualquier caso, se trata de un proceso mucho menos invasivo. Los responsables de esta práctica contra el cáncer de mama son los profesionales de la firma israelí IceCure Medical.

La crioablación para tratar fibroadenomas, el tumor benigno más común, requiere anestesia local en la zona con lidocaína. Luego, guiado por ultrasonidos, el radiólogo inyecta una solución salina alrededor de la masa tumorosa.

A continuación, se introduce una sonda y se inocula nitrógeno líquido en el tumor. En la pantalla de ultrasonido, el fluido, más frío que el hielo, aparece como una pelota oscura que crece mientras se congela. El procedimiento, además, se completa cuando la bola de hielo eclipsa todo el contorno del tumor, lo que es fácil de ver porque este tipo de fibroadenomas tiene unos límites muy definidos. Desde el inicio hasta el final, esta práctica requiere sólo unos pocos minutos, alrededor de cuarto de hora. Comparado con la cirugía, la intervención y la posterior recuperación pasa en un suspiro.

En definitiva, lo que hace esta revolucionaria tecnología israelí de IceCure Medical es congelar los tumores de mama destruyéndolos al convertirlos en bola de hielo. La compañía biomédica lleva a cabo un proceso que usa el frío extremo para congelar y destruir los tejidos muertos.

Por su parte, las células muertas se reabsorben de forma natural por el cuerpo, por lo que en ningún momento se requiere de cirugía.

Vía Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here