La ciudad del desierto israelí que aspira a ser la “capital del cannabis” medicinal

La ciudad del desierto israelí que aspira a ser la “capital del cannabis” medicinal
La ciudad del desierto israelí que aspira a ser la “capital del cannabis” medicinal
En el desierto del Negev israelí, lejos de los rascacielos de Tel Aviv, la ciudad de Yeruham espera cultivar una reputación internacional como la potencia tecnológica del cannabis medicinal del país.
Docenas de nuevas empresas ya están trabajando en el cannabis medicinal en Israel. Se espera que la nueva legislación conduzca a un mayor crecimiento del mercado en un sector de rápida expansión.
Algunos creen que el cannabis podría ayudar a Yeruham a abordar el problema del desempleo entre sus 12.000 residentes, con los esfuerzos iniciales liderados por una empresa llamada CanNegev.
La empresa es conocida como una incubadora, que ayuda a fomentar el crecimiento de empresas incipientes. CanNegev alberga cuatro nuevas empresas y es la primera incubadora de tecnología de cannabis medicinal de Israel.
«Hemos decidido hacer del cannabis medicinal el corazón de nuestra actividad, aquí en Yeruham. Es una de las ciudades más periféricas de Israel, una ciudad olvidada», sostuvo el fundador de CanNegev, Zvi Bet Or.
Bet Or descubrió una audiencia receptiva en Tal Ohana, elegida en 2018 para ser la primera alcaldesa de Yeruham.
Leer más – «Mi mejor amiga Ana Frank» lidera el ranking de Netflix en Argentina
«Mi sueño es hacer de Yeruham la capital del cannabis medicinal en Israel», dijo Ohana.
“No todos los días nace un nuevo mercado en el país. Me propuse hacer todo para estar a la vanguardia de la ciencia y la tecnología en este campo”, agregó la joven alcaldesa de 37 años.
El moderno edificio de CanNegev, frente a las arenas del desierto, se destaca casi como un espejismo, un símbolo del futuro esperado en la ciudad. Sus bloques de viviendas sociales se construyeron en la década de 1950 para inmigrantes recién llegados.
Pero Yeruham es parte de una zona de prioridad económica que ofrece concesiones a las empresas que deseen establecerse allí.
Ohana dijo que el sector de la tecnología del cannabis podría transformar la imagen de su ciudad y ayudar a reducir su desempleo persistentemente superior al promedio. El mismo ronda el ocho por ciento, contó Ynet. «Mi objetivo es crear empleos de calidad y ofrecer altos ingresos para atraer una nueva población de trabajadores”, afirmó.

Vista aérea de Yeruham en el sur de Israel.

Vista aérea de Yeruham en el sur de Israel.
(AFP)
Leer más – La historia de William Levy, el actor cubano de origen judío que brilla en la serie «Café con Aroma de Mujer»
El uso recreativo del cannabis es ilegal, aunque tolerado en Israel. Sin embargo, las autoridades han fomentado su uso terapéutico durante la última década. Esto es para tratar condiciones médicas graves y estrés postraumático en ex soldados.
En octubre, el parlamento de Israel presentó un proyecto de ley destinado a aumentar la disponibilidad del cannabis medicinal. Su realización expandiría un mercado que ya ha atraído a decenas de empresarios, incluidos dos ex primeros ministros. Ehud Olmert es asesor comercial de UNIVO Pharmaceuticals y Ehud Barak preside la junta de InterCure.
Alrededor de 100 nuevas empresas están trabajando en el cannabis, señaló Dana Gourevich, directora de tecnología de la Autoridad de Innovación de Israel. Agregó que una cuarta parte de esas empresas se fundaron en un solo año, 2019.
«El ecosistema del cannabis medicinal ha recibido $60 millones en inversiones en los últimos años», sostuvo la funcionaria y agregó que un factor clave en el desarrollo de la industria del cannabis de cosecha propia de Israel fueron las importaciones del extranjero, especialmente de Canadá, donde el uso recreativo es legal.
Según datos del Ministerio de Salud, Israel importó 22 toneladas de cannabis medicinal en 2021, en comparación con poco más de 14 toneladas el año anterior, lo que lo convierte en el mayor importador del mundo, señaló la Revista de Cannabis de Israel.

Invernadero de la empresa israelí BOL Pharma, que fabrica productos de cannabis medicinal.

Invernadero de la empresa israelí BOL Pharma, que fabrica productos de cannabis medicinal.
(AFP)
La exportación de cannabis es legal en términos teóricos, pero enfrenta importantes obstáculos para cumplir con los estándares internacionales, dijo Gourevich.
El Ministerio de Salud indicó recientemente que estaba examinando la posibilidad de eliminar el cannabidiol (CBD) de la lista de drogas peligrosas. La medida podría abrir un nuevo escenario para que las empresas comercialicen productos de CBD a gran escala.
En el sur de Israel, cerca de la ciudad de Ashdod, BOL Pharma cultiva 400.000 plantas de cannabis al año en 3,5 hectáreas, exclusivamente para uso terapéutico.
«Alrededor de 110.000 pacientes tienen licencias de cannabis medicinal hoy en Israel, pero cuando el CBD esté disponible para todos, millones de personas, familias, podrán usarlo en cosméticos y productos cotidianos», dijo Dvir Taler, de 50 años, director de agricultura en BOL Pharma.
La compañía, actualmente la más grande en el campo del cannabis medicinal en Israel, se asoció con la incubadora CanNegev y le suministra flores de cannabis para experimentos científicos.

Tal Ohana, alcaldesa de Yeruham.

Tal Ohana, alcaldesa de Yeruham.
(Haim Horenshtein)
Taler dijo que la incubadora está desarrollando un robot capaz de cosechar flores de forma autónoma. En su afán por convertirse en el centro del oro verde de Israel, el municipio de Yeruham también ha asignado 50 hectáreas para el cultivo de cannabis medicinal, argumentando que el clima del desierto es ideal para el cultivo.
También se han llegado a acuerdos para que dos fábricas de productos de cannabis no medicinal -elementos de «cuidado personal», como aceites usados ​​para cosméticos- se establezcan en Yeruham en los próximos años, dijo la alcaldesa Ohana

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here