La columna vertebral: El pilar del cuerpo. Por Dr. David Sznajderhaus-1° Parte

lesiones-en-la-columna-vertebral-el-pilar-del-cuerpo-
lesiones-en-la-columna-vertebral-el-pilar-del-cuerpo-

Las lesiones en la columna comienzan a desarrollarse mucho antes de que esta duela por primera vez. La mayoría se deben a efectos acumulativos: posturas incorrectas, hábitos de vida y un ritmo de vida estresante. La única prevención para no sufrir este tipo de dolencias, que puede condicionar la calidad de vida laboral y familiar, es tomar conciencia, prevenir y evitar estas prácticas nocivas.

Cuando hace miles de años el hombre se incorporó y comenzó a caminar sobre sus pies en forma erecta, empezaron los problemas para la columna vertebral. La columna de los animales, por ejemplo el perro y el caballo, soportan el peso como una viga. Por el contrario, la espalda de un ser humano, lo hace como un pilar. Cada vez que nos paramos o nos sentamos, la espalda trabaja en contra de la gravedad para sostener una estructura superior pesada.

Las formas que pueden tomar estas dolencias dependen de cuál sea su causa. Hay tres grupos

1-La patología propia de la columna, o sea las enfermedades que actúan sobre la columna.

2-Son las  enfermedades posturales, dependen del hábito que tenga un paciente, del trabajo que haga, del tipo de asiento que utiliza.

3- Es el de las patologías producidas por traumatismo.

Como es la columna?

La columna en el ser humano, está formada por 33 vértebras, separadas por el famoso disco que tiene la consistencia de una goma de borrar y esta para ayudar a amortiguar las tensiones, aparte de cuatro curvaturas suaves que le permiten distribuir el peso en las diferentes estructuras. Se divide en 5 zonas desde el cráneo hasta el cóccix: cervical, dorsal, lumbar, sacra y coccígea. Pero para que estas trabajen adecuadamente, la columna debe estar en posición vertical y equilibrada. Si esto no sucede, surgen las patologías.

El disco, si la actividad del paciente, por ejemplo un trabajo pesado, la construcción o la actividad metalúrgica, constantemente está sobre exigiendo a la columna en la carga, empieza a sufrir un deterioro, y termina lesionándose. ¿Cómo se manifiesta esto? El disco sale de su lugar y comprime los nervios que pasan por el conducto medular y aparece la famosa hernia de disco.

Pero los problemas no surgen tan sólo en quienes tienen actividades laborales con un gran trabajo físico. En el oficinista que está muchas horas sentado ante una computadora en una posición que no es la correcta, sobre todo cuando está con la columna flexionada, a los músculos paravertebrales, que son músculos que están a los costados de la columna, se los sobreexige.

Leer más: Artrosis. Por Dr. David Sznajderhaus

El músculo exigido se agota, empieza a doler; este dolor genera un reflejo que produce más contractura muscular, porque el organismo es muy inteligente y trata que cuando hay una zona lesionada ésta se inmovilice para que de esta forma deje de doler. Este reflejo hace que los músculos que están alrededor de este músculo afectado se pongan tensos también, se contraigan, para dejar quieto ese músculo que previamente estaba lesionado. Esto genera un ida y vuelta, un círculo vicioso, que termina lesionando las partes afectadas. El resultado final son contracturas musculares que hay que tratar.

A las malas posturas, se ha sumado un ritmo de vida que repercute sobre el cuerpo. El stress es una situación de alarma, de alerta del organismo, que tiene distintas manifestaciones, hay individuos a quienes el stress se les manifiesta a nivel digestivo, ardor estomacal, hemorragias, úlceras; hay otros a los que se les manifiesta a través de contractura muscular. Esta contractura, cuando se produce sobre los músculos que están en la columna, provoca la misma sintomatología que en aquel individuo que utiliza mal la columna en su trabajo.

Continúa en el próximo capítulo.

Dr. David Sznajderhaus (www.docterapi.com)

Médico MN 70.630

Médico Deportólogo

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here