Nueva ley en Irak: los ciudadanos que se comuniquen con israelíes podrían ser condenados a muerte

Clérigo chiíta populista Muqtada al-Sadr, quien presentó el proyecto de ley
Clérigo chiíta populista Muqtada al-Sadr, quien presentó el proyecto de ley

Una drástica ley que entrará en vigor en Irak hará que los ciudadanos que se comuniquen con los israelíes puedan ser condenados a muerte.

El proyecto de ley se aplicará a todos los ciudadanos iraquíes, los extranjeros que visiten Irak y los iraquíes en el extranjero, y se extenderá a las organizaciones vinculadas a Israel y la comunicación en línea a través de las redes sociales con los israelíes.

Por su parte, el informe señaló las implicaciones de gran alcance de la legislación, que va más allá de proyectos de ley similares que existen en otros estados árabes, como Kuwait.

Titulado “Prohibición de la normalización y el establecimiento de relaciones con la entidad sionista”, el proyecto prohíbe estrictamente “el contacto y la comunicación de cualquier tipo y medio con la entidad sionista ocupante, sus nacionales y representantes, ya sean individuos, instituciones u organizaciones, por cualquier motivo”.

Este proyecto lo presentó e impulsó el clérigo chiíta antioccidental Muqtada al-Sadr.

También manifiesta la prohibición de la “promoción de cualquier idea, ideología, principio o conducta israelí o sionista en cualquier forma”. Y aclara que los transgresores enfrentan una posible “ejecución o cadena perpetua”.

Parlamento en Irak
Parlamento en Irak

En un nivel más práctico, el proyecto de ley prohíbe cualquier forma de «asistencia financiera o moral» a Israel o cualquier institución afiliada. Esto genera preocupación en los judíos iraquíes que viven en la región semiautónoma de Kurdistán, que alguna vez fue el hogar de una comunidad judía vibrante que se trasladó en gran parte a Israel desde su establecimiento.

Además, esta ley significa que cualquier forma de contacto entre parientes judíos de Kurdistán e Israel podría resultar en la pena de muerte.

Todavía debe recibir la aprobación de un subcomité parlamentario, pero según Jewish News citó fuentes que dicen que probablemente se convertiría en ley.

La amenaza de enfrentar la ejecución por comunicarse con Israel es simplemente el último ataque contra la pequeña comunidad judía que queda en Irak.

Por su parte, el líder judío británico Edwin Shuker, originario de Irak, afirmó que se plantea «una afrenta a Irak y a la buena gente de Irak con quienes crecimos, que desean la paz y reconectarse con judíos iraquíes dondequiera que hayan sido desplazados”.

“Estos y otros están ahora amenazados de ejecución. Esto es terrorismo patrocinado por el Estado contra civiles. Dejé de lado cualquier plan para visitar el país o conectarme con él, a pesar de que soy ciudadano británico”, dijo Shuker. También pidió al gobierno británico “que exija aclaraciones y tome medidas apropiadas contra tal brutalidad”.

Vía The Times of Israel / Jewish News

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí