Preocupante aumento del antisemitismo en Europa

Preocupante aumento de antisemitismo en Europa
Preocupante aumento de antisemitismo en Europa

Durante el 2022 se dio una suba considerable de antisemitismo en Europa. Precisamente, en España se registró un crecimiento de más del 200%.

En 2021 se cometieron en el Estado español un 266,67% de delitos más respecto al año pasado por antisemitismo. La libertad de expresión debe tener un límite, y el artículo 510 del Código Penal (introducido por la Ley Orgánica 3/2002, de 22 de mayo) fija la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses por, entre otros, “motivos antisemitas”

Desde su fundación en 1850, la misión de la revista La Civiltà Cattolica es defender la religión católica y la Santa Sede. Considera que la mejor defensa es el ataque, de tal modo que La Civiltà Cattolica, como publicación de combate, refleja la cultura católica de la segunda mitad del siglo XIX y de la primera mitad del XX, con ecos que aún se escuchan bien entrado el primer cuarto del siglo XXI.

Sus adversarios son la Revolución francesa y sus herederos el liberalismo y -más adelante- el socialismo y el comunismo. Es antimoderna en el sentido de Pío IX y del Syllabus, pero también “integralista” en el sentido de León XIII y Pío X, como lo indica su lema “restaurar todo en Cristo”.

Primeros casos de antisemitismo

A partir de 1880, a su denuncia constante de la masonería internacional se añade un antisemitismo violento y polémico que no baja de intensidad sino hasta 1914.

“Son los peores enemigos de Cristo y de su Iglesia, además de ser los enemigos del género humano”, llegan a decir.

Cuajó ese antisemitismo católico, que afirma distinguirse del antisemitismo “vulgar” y materialista y que elabora la tesis del complot judeo/liberal/masónico. El símbolo de la conjura, los redactores de La Civiltà, lo encuentran en la persona de Ernesto Nathan, alcalde de Roma en 1901, judío y francmasón. Hasta 1914 denuncian sin cesar al pueblo “deicida” que odia de manera implacable a Jesús de Nazareth, tiene la voluntad de destruir su Iglesia y practica el sacrificio ritual de un niño cristiano.

No podremos avanzar ni social ni legislativamente sin reflexionar sobre el antijudaísmo (la denominación “antisemitismo” es la versión moderna que introdujo el político alemán Wilhelm Marr; fundador de la organización “Liga antisemita”) que, aún hoy día, en pleno siglo XXI, es necesario y obligatorio denunciarlo ya que en nuestra Europa, heredera de Grecia y Roma, sigue existiendo de manera y forma arraigada en el subconsciente colectivo. “Hacer una judiada”, es algo despectivo.

Leer más – Murió una persona tras un incendio en un hospital de Israel

En palabras del navarro Martín Corera Izu, Letrado de la Administración de Justicia, Profesor y Master en Abogacía de la UPNA, en Antisemitismo y la teoría de la asimilación el antijudaísmo resulta, verbigracia, una señal de alarma para Europa.

Si terminamos por trivializar los incidentes antisemitas -señala- nos ocurrirá, otra vez, como a ese héroe incomprendido miembro de la resistencia polaca, Jan Karski, cuando recorre media Europa informando a los Aliados de la destrucción del gueto de Varsovia y del secreto de los campos de exterminio, y nadie le cree. O lo tachan de “exagerado”.

Europa, área crítica

La Fundamental Rights Agency (acrónimo en inglés, FRA), Agencia Europea para los Derechos Humanos de la UE, emite un informe donde concluye que los propios judíos consideran que el antisemitismo es hoy un problema en países como Alemania, Hungría, Francia o el Reino Unido. Un 26 por ciento de los judíos europeos dice haber sufrido acoso. Y en este punto es inadmisible la neutralidad.

En el ejercicio de borrar las culpas, expiación, están aún en Austria para saldar las cuentas con su pasado, afirma el Profesor. La Haus der Natur de Salzburgo seguiría dirigida por un ex alto mando de las SS, Eduard-Paul Tratz si el ciclo biológico no hubiese llegado a su destino. En caso contrario, aún se le calificaría como “zoólogo austriaco”, con su busto incluido, cerca de la entrada del museo, tratando de demostrar que los judíos son una “raza inferior”.

El cuna del gran filósofo Baruck Spinoza, para muchos de nosotros un referente, en 1947, a los judíos supervivientes del Holocausto, les puso innumerables trabas para recuperar sus viviendas confiscadas. Además, les cobró los impuestos con multas incluidas en concepto de “atrasos”. Hoy día aún está pendiente el contencioso indemnizatorio.

En The New Republic, April 22, 2014, se da el siguiente titular: “Jews ordered to register in east Ukraine”. Se refiere a la zona de los prorrusos de Donetsk. Más concretamente, al Censo de Judíos en las zonas prorrusas de Ukraine.

Puestas a futuro

El segundo Plan de Acción gubernamental 2022-2024 se articula de nuevo desde la Secretaría de Estado de Seguridad, siendo la Oficina Nacional de Lucha Contra los Delitos de Odio (ONDOD), dependiente de la Dirección General de Coordinación y Estudios, la encargada de su impulso, coordinación y supervisión

En los países occidentales, y en España a mayor abundamiento, las izquierdas posmodernas, en general -salvo excepciones personales, puntuales- con sus simpatías hacia la causa palestina y sus tópicos antisemitas, ahondan en el problema. No están, precisamente, tales actitudes, a favor del diálogo y el entendimiento, y no resulta comprensible, desde cualquier punto de vista racional.

La Iglesia Católica debe contribuir al esfuerzo de la lucha contra esos prejuicios y estereotipos. Resulta perplejo, para nosotros, los cristianos vascos, observar que el Evangelio reproduce ciertos prejuicios antisemitas.

Leer más – Polémica: funcionarios italianos recordaron con gratitud el nacimiento de un partido posfascista

La comunidad judía más numerosa de Europa se concentra en Francia. Con dos sinagogas en Baiona, Laburdi, Iparralde. La sinagoga principal se encuentra en la calle Maubec y no es casualidad.

Las circunstancias concurrentes hoy día en Francia (radicalización de los musulmanes franceses, los prejuicios milenarios, hostilidad de la izquierda antisemita o la mayor popularidad e implantación del partido de extrema derecha Frente Nacional), hace que tres de cada cuatro judíos franceses, también vascos entre ellos, hayan pensado en emprender la Aliá (“Aliyá”, “Alyah”) para huir del clima de antisemitismo, que dicen sentir en Francia, y emigrar a Israel.

Fuente: Deia

4 COMENTARIOS

  1. I owe you a debt of appreciation for the best posts! Thank you so much for understanding, you’ll end up being a great writer.I’ll bookmark your blog and I can also return the distance. I must urge you to proceed with your amazing post, have a nice morning! https://majornoriter.com/

  2. First of all, thank you for your post. casinocommunity Your posts are neatly organized with the information I want, so there are plenty of resources to reference. I bookmark this site and will find your posts frequently in the future. Thanks again ^^

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí