La propuesta de intercambio de Hamás: mujeres, niños y ancianos secuestrados por 1000 terroristas presos en Israel

Camiones de la Cruz Roja con la que fueron liberados secuestrados israelíes que estaban en manos de Hamás en Gaza
Camiones de la Cruz Roja con la que fueron liberados secuestrados israelíes que estaban en manos de Hamás en Gaza

Hamás presentó una propuesta de alto el fuego en Gaza que incluye un intercambio de secuestrados israelíes por terroristas presos en Israel.

Además, Hamás les dijo a los mediadores y a Estados Unidos (a quienes les hizo la propuesta) que la liberación inicial de israelíes secuestrados incluiría mujeres, niños, ancianos y enfermos, a cambio de la libertad de entre 700 y 1.000 terroristas palestinos presos en Israel.

Según el último ofrecimiento, Hamás dijo que acordaría una fecha para un alto el fuego permanente después del intercambio inicial de secuestrados y prisioneros, y que se acordaría una fecha límite para una retirada israelí de Gaza después de la primera etapa.

El grupo dijo que todos los detenidos de ambos lados serían liberados en la segunda etapa del plan.

Por su parte, el gabinete de guerra de Israel se reunió para deliberar sobre la posibilidad de finalizar un acuerdo tras la oferta de Hamás. Pero antes, la oficina del Primer Ministro Benjamín Netanyahu acusó al grupo terrorista de seguir insistiendo con “exigencias ridículas”.

Su oficina dijo que el viernes se presentaría una actualización sobre el estado de las negociaciones indirectas tanto al gabinete de guerra como al gabinete de seguridad en general.

El Foro de Familias de Secuestrados y Desaparecidos hizo un llamamiento al gabinete de guerra para que aceptara un acuerdo.

Fotografías de israelíes que todavía están secuestrados por los terroristas de Hamás en Gaza, en la "Plaza de los Secuestrados", en Tel Aviv
Fotografías de israelíes que todavía están secuestrados por los terroristas de Hamás en Gaza, en la «Plaza de los Secuestrados», en Tel Aviv

«Por primera vez, podemos imaginarnos abrazarlos nuevamente; por favor, concédannos este derecho», expresaron las familias en un comunicado.

Pidieron al primer ministro y al gabinete de guerra que no pospusieran el acuerdo y salvaran a las 134 “hijas e hijos secuestrados cruelmente, únicamente por ser israelíes”. “Por primera vez, podemos imaginarnos abrazarlos nuevamente. Por favor, concédenos este derecho”, agregaron.

Egipto y Qatar trataron de reducir las diferencias entre Israel y Hamás sobre cómo debería ser un alto el fuego.

El presidente de Egipto, Abdel-Fattah el-Sissi, destacó el viernes su objetivo de lograr ese acuerdo y advirtió contra el peligro de una incursión israelí en la ciudad de Rafah.

«Estamos hablando de alcanzar un alto el fuego en Gaza, es decir, una tregua, proporcionando la mayor cantidad de ayuda», aseveró.

Esto incluiría «frenar el impacto de esta hambruna en la gente, y también permitir que la gente del centro y del sur avance hacia el norte, con una advertencia muy fuerte contra la incursión en Rafah. Advertimos de lo que está sucediendo, que la no entrada de ayuda provocaría hambruna”, concluyó.

En febrero, Hamás recibió un borrador de propuesta de las conversaciones de tregua de Gaza en París que incluía una pausa de 40 días en todas las operaciones militares y el intercambio de prisioneros palestinos por secuestrados israelíes en una proporción de 10 a uno, una proporción similar a la nueva propuesta de alto el fuego.

Las conversaciones parecieron fracasar a fines de la semana pasada cuando Hamás exigió que Israel pusiera fin a la guerra y retirara todas las tropas en Gaza, en lugar de la pausa de seis semanas y la retirada parcial que Jerusalén ya había acordado.

Israel acordó mantener conversaciones basadas en la propuesta de París. De todas formas, enfatizó que cualquier interrupción en los combates sería temporal, comprometiéndose con su objetivo de larga data de no poner fin a la guerra hasta que destruya a Hamás.

Sin embargo, las esperanzas habían aumentado en los últimos días, cuando un alto diplomático árabe dijo al Times of Israel a principios de esta semana que las conversaciones estaban avanzando después de que Qatar ejerciera una fuerte presión sobre Hamás para que suavizara sus demandas, advirtiendo que sus líderes que residen en Doha podrían ser deportados si no adaptaron su enfoque en las negociaciones.

A última hora del jueves, Hamas dijo que presentó a los mediadores una visión integral de una tregua basada en detener lo que llamó la agresión israelí contra los palestinos en la Franja de Gaza, brindar socorro y ayuda, el regreso de los desplazados de Gaza a sus hogares y retirar las fuerzas israelíes.

Un alto funcionario israelí dijo a Walla que las exigencias de Hamás todavía eran demasiado altas, pero que «hay algo con lo que trabajar».

 

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí