Israel ha desarrollado un sistema que puede detectar globos y cometas incendiarios, rastrear su trayectoria y señalar a los bomberos sus puntos de caída, lo que permite minimizar con mucha mayor eficacia los daños provocados por los palestinos, reportó el noticiero israelí Hadashot.

El sistema Sky Spotter (Observador de los Cielos), diseñado por la compañía israelí Sistemas de Defensa Avanzados Rafael, ha estado en operación a lo largo de la frontera de Gaza durante varios días.

Originalmente desarrollado para contrarrestar pequeños drones, el Sky Spotter puede rastrear toda la trayectoria de los artefactos. Inmediatamente que se identifica el movimiento de la cometa o el globo en mapas en tercera dimensión en tiempo real, los operadores del sistema desarrollado por Rafael notifican a los bomberos para que acudan a los puntos de aterrizaje calculados, con lo que se evita que los incendios se propaguen y causen daños amplios y costosos.

El Sky Spotter también se podrá usar para coordinar el envío de drones que colisionen con precisión en el aire con las cometas o los globos para derribarlos. Hasta ahora, estos drones han sido controlados por reservistas de las FDI, expertos en el manejo de las aeronaves.

Otro concepto en desarrollo tiene como objetivo lidiar con el peligro potencial de mini-drones que transporten explosivos. Grupos terroristas como ISIS han hecho uso de drones comerciales para lanzar artefactos explosivos de pequeña y mediana intensidad en contra de las fuerzas gubernamentales de Irak.

Para ello, un sistema láser podría utilizarse para derribar los drones en pleno vuelo que podrían utilizarse por los palestinos. El desarrollo se encuentra en progreso aún, según el informe de Hadashot, y se espera que se despliegue pronto a lo largo de la frontera entre Israel y la Franja de Gaza.

Otro sistema israelí en desarrollo emplearía un dron israelí que se colocaría sobre el dron portador de explosivos lanzado desde Gaza y luego dispararía una carga de tiras de aluminio directo contra sus hélices para trabar

Desde el pasado mes de abril, y como una de las medidas que nacieron dentro de las manifestaciones de la llamada “Gran Marcha del Retorno” organizada por Hamás, Israel ha luchado por responder a la amenaza que representan los globos y cometas cargados de material incendiario dirigidos hacia la zona fronteriza con la Franja de Gaza.

Según el ministro de Defensa, Avigdor Liberman, aproximadamente dos tercios de las cometas y los globos incendiarios han sido interceptados usando drones que se colisionan contra los artefactos.

El resto de las cometas y globos han provocado cientos de incendios en todo el sur de Israel, que han quemado hectáreas de tierras de cultivo, bosques y reservas naturales. La Autoridad Tributaria ha estimado asciende a varios millones de shekels.

Los funcionarios israelíes se han dividido sobre cómo contrarrestar esta amenaza. Algunos, como el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, hicieron un llamado a los militares para que disparen contra cualquiera que se le detecte lanzando las también llamadas “cometas terroristas”.

Sin embargo, un alto oficial del Comando Sur de las FDI, recientemente dijo que el ejército considera que estos ataques incendiarios son serios, pero que representan “un tipo diferente de peligro” que no necesariamente requeriría del uso de la fuerza letal.

 

Vía Reshet / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta