Emotivo y sentido acto interreligioso por los 20 años del atentado a la AMIA

Los familiares del atentado a la AMIA organizaron un oficio interreligioso en la Catedral Metropolitana que estuvo plagado de emoción y un pedido constante de todos los líderes religiosos de la búsqueda de justicia para sanar el alma de las personas que fueron afectadas por el ataque a la mutual judía. Participaron dirigentes comunitarios, ex dirigentes, familiares, líderes religiosos y políticos.

En un acto que se desarrolló en su totalidad a la luz de las velas por un apagón de energía en toda la zona del centro porteño le dio un toque de solemnidad a un oficio que tuvo el fin de comenzar a conmemorar los 20 años del atentado a la AMIA. El acto comenzó con la lectura de las 85 víctimas a cargo de tres personas que se fueron intercalando, y luego se realizó un minuto de silencio.  A continuación comenzó el oficio interreligioso el Rabino Sergio Bergman, como uno de los representantes de la comunidad  destacó que la justicia no es un anhelo sino que es un valor.

Otra de las oraciones más escuchadas fue la del Arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, en la que se basó en el deuteronomio, y señaló que los gobernantes y los jueces trabajen más unidos para llegar al camino de justicia que todos buscamos, y además agregó: «20 años de dolor y desconsuelo. El consuelo de Dios viene de la mano de la justicia». Otros oradores que participaron fueron: el Rabino Abraham Skorka, Rector del Seminario Rabínico Latinoamericano; Isam Sibal, presidente del Centro Comunitario Islámico Salam; Aldo Etchegoyen, Obispo de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina; Monseñor Kissag Mouradian, Arzobispo Primado de la Iglesia Apostólica Armenia para Argentina y Chile; el padre Juan Argys, representante de la Iglesia Ortodoxa Griega del Patriarcado de Constantinopla, y Marcelo Figueroa de la Iglesia Prebisteriana de San Andrés.

En el final del acto las más de cien personas se trasladaron a donde se encuentra enterrado Monseñor Antonio Quarracino que se destapó una plaqueta en la que deja sentado el oficio interreligioso que se realizó hoy para conmemorar los 20 años del atentado a la AMIA.  Un acto que estuvo cargado de mucha emotividad y recuerdo permanente para las víctimas, y el pedido permanente por la búsqueda de justicia que no solo involucra a los jueces sino que también son parte los gobernantes.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here