Caso misíl desaparecido: El gobierno acusó de irresponsables las palabras de Schlosser


Agustín Rossi y Aníbal Fernández tildaron de «irresponsables» las palabras de preocupación que tuvo el titular de la DAIA.

La noticia de la desaparición de un misil TOW 2, un cohete con cabeza inteligente y capaz de perforar cualquier blindaje conocido   motivó desde esos días numerosas advertencias y expresiones de preocupación. A esas voces se sumó esta mañana el titular de la DAIA, Julio Schlosser. «Estoy por cumplir 70 años y no recuerdo una situación como la que se da, no es un tema menor, es altamente preocupante», dijo al referirse a la desaparición de ese misil y otras armas de distintas bases militares.

Para Schlosser es «preocupante» que «desaparezca» un dispositivo con «una alta capacidad de destrucción y facilidad de desplazarlo y proyectarlo». Y añadió que no se trata «de una pistola calibre 22», por lo que pidió «prestarle mucha atención» al tema.

Las palabras del dirigente motivaron un nuevo pronunciamiento de Defensa. En un comunicado, el ministerio que encabeza Agustín Rossi –quien ya había asegurado que «el misil ausente resulta inoperable como tal»– sostuvo que «es una irresponsabilidad que se hable tan livianamente de un misil de tanta potencia cuando el mismo no está operativo».

«Estas declaraciones no corresponden a dirigentes que tienen tanta responsabilidad… Si alguien tiene alguna información, que vaya a la Justicia y la presente», lanzó

Por su parte, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, coincidió en señalar que el misil «no está operativo, requiere un motón de elementos, lanzadores, y de operación que no son factibles de utilizarse porque tiene códigos propios, una utilización propia. No hay forma en que pueda ser utilizado. Es el único que hay. No es una cosa para ponerse en el bolsillo».

Sobre la causa judicial, aclaró que «está comprobado» por el juez que la puerta del polvorín fue abierta desde adentro, por una ventana. «Hay 5 personas involucradas, un oficial y un suboficial», indicó, y volvió a afirmar que «no significa ningún tipo de preocupación desde el punto de vista de utilización porque no tiene forma de ser utilizado».

Respecto del robo de armas y municiones, Fernández confirmó que «en 2012 fueron muchas municiones y numerosas armas», aunque «las municiones de un tiempo más que exagerado y vencidas y los FAL eran armas que estaban en condiciones de estar destruidos». «No es de ahora ni cosa que se parezca. No entiendo por qué Julio está alentando una cosa de esta característica», cerró.

Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here