La testigo que estuvo en la casa de Nisman dijo que tiene »miedo» y pidió »algún tipo de protección»

Natalia Fernández, la joven que denunció que se descuidaron pruebas en la escena del crimen, ratificó sus declaraciones y dijo que volvería a contar lo que vio ante la Justicia. Reveló que escuchaba ruidos «como de aspiradora» en el departamento. Negó amenazas directas pero reveló que recibió «llamadas extrañas».
La testigo Natalia Jimena Fernández, quien presenció el operativo tras la muerte del fiscal federal Alberto Nisman en el departamento del barrio porteño de Puerto Madero, admitió hoy que tiene»miedo» y que, por lo tanto, le gustaría «tener algún tipo de protección».
«Vivo asustada», dijo la joven luego de denunciar numerosas irregularidades en el procedimiento. Fernández, quien hoy fue duramente cuestionada por la fiscal del caso, Viviana Fein, reconoció: «Tengo miedo y me gustaría tener algún tipo de protección», tras lo cual reveló haber sufrido episodios «extraños» en los últimos días en su trabajo como camarera en Puerto Madero.
«Vivo asustada. Recibí llamados extraños. Me ha pasado de estar trabajando y que me pregunten ‘¿vos sos Natalia, la testigo?’. Le dije que sí era Natalia, pero que no sabía de qué me hablaba. Y que me disculpe que tenía que atender otra mesa. Ahí me fui para otro lado y no aparecí más hasta que se fue», contó la chica esta mañana en declaraciones a radio Mitre.
Al ser consultada sobre la persona que se apareció en el restaurante, respondió que fueron dos las oportunidades. Y que se trató de dos hombres distintos de unos 40 años aproximadamente.
Fernández habló también sobre la necesidad de contar «urgente» con un abogado, aunque aún no tiene definido quién será. De acuerdo a su testimonio, un hombre que dijo ser de «Amnistía Internacional» se le acercó en su lugar de trabajo y le ofreció a Fernando Burlando. «No es un hombre desconocido, pero tampoco me genera seguridad ni desconfianza», señaló. Y añadió que la persona que le habló «insistía muchísimo». «Me decía que me iba a dar protección pero que le tenía que contar todo lo que sabía».
En relación a las declaraciones de la fiscal Viviana Fein, quien esta mañana desmintió todo lo declarado por ella en la entrevista que publicó hoy el diario Clarín, la testigo dijo que volvería a contar lo mismo ante la Justicia. «Si necesitan que declare ante la fiscal, lo haré», sostuvo. E insistió: «Digo lo que vi y lo que escuché».
Entre las numerosas irregularidades que encontró o creyó encontrar la joven en el operativo, hay una que no había sido mencionada en el artículo del matutino, posiblemente por la posibilidad de que se trate de una confusión. «Antes de entrar al departamento escuchaba ruidos como de aspiradora. Cuando se llevaron el cuerpo no lo escuché más», dijo.
Por su parte, Fein dijo esta mañana que lo que describió la testigo sobre el operativo «es todo mentira», por lo que evaluará la posibilidad de citar a declarar a Natalia Fernández, quien ahora, un mes después de la muerte del fiscal, decidió hablar con los medios y contar su verdad. «Estoy intranquila y prefiero que esto se conozca», aseguró.
«No tengo posturas políticas ni tengo nada en contra de nadie», se defendió la mujer ante las críticas de Fein. «No es mi intención ser partícipe de esto, estoy acá porque no tuve suerte esa noche», manifestó. Y añadió que lo que relató «no es ningún cuento de fantasía». «Yo me voy a hacer cargo de lo que digo», concluyó.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here