Otro testigo del caso Nisman desmintió a Natalia Fernández

Un carpintero, citado por la Policía para presenciar el procedimiento en la casa del fiscal, aseguró que “no vio nada irregular”.
Gran intriga provocó por momentos en el Caso Nisman días atrás la declaración de Natalia Fernández, la testigodel procedimiento en el departamento del fallecido fiscal en la torre Le Parc. Denunció varias irregularidades durante las pericias por lo cual se produjo un fuerte cruce con la fiscal Viviana Fein, quien aseguró que la testigo modificó parte de su relato al momento de la declaración en la fiscalía.
Ahora suma su posición otro de los testigos convocados por la Policía en aquella noche. Entrevistado por La Nación, y dado en llamar DC, el carpintero que ingresó a la vivienda de Nisman aseguró que no vio nada irregular y contradijo las expresiones de Natalia Fernández.
«Yo no sé qué vio Natalia, peroyo no vi a nadie comiendo ni tomando café. Había mucha gente, pero estaban trabajando». Según él, revisaban, filmaban y secuestraban cosas. «Nadie se reía. Había clima de trabajo», afirmó. Cuando él llegó al departamento, Fernández ya llevaba varias horas allí, reseñó el matutino.
Y añadió: «El ascensor principal no andaba, entonces los dos policías, mi compañero (también testigo) y yo subimos por el de servicio. En el living y el comedor había unas 15 personas de Prefectura. En la mesa vi papeles y una carpeta amarilla, y un prefecto en la punta que pasaba datos a una netbook. Sentada en el sillón del living estaba esta chica Natalia con otra. Siempre la vi sentada, como un poco recostada. Ellas eran testigos de la Prefectura, nosotros de la policía. Había peritos buscando huellas y esas cosas».
«Entonces nos llevan por el pasillo y se acerca el jefe de Homicidios, de traje, que se identifica y nos da la mano. En esa parte había unas diez personas más. Estaba la fiscal Fein. En el cuarto de las nenas había un escritorio con una netbook prendida y unos discos, creo que discos extraíbles, en el piso. ‘Acompáñenme’, nos dice el jefe. Fuimos al cuarto de Nisman. Estaban Fein, peritos y uno que filmaba todo. Miro para el baño y veo por lo menos un metro de sangre y en el pasillo del vestidor pisadas de sangre. Sentí un escalofrío… Hasta en la parecita de la bañadera había sangre», concluyó.
Fuente: Diario Perfil

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here