Florencia Cocucci dijo que no era novia de Nisman y que eran amigos

La modelo Florencia Cocucci, quien declaró luego de conocerse fotos de ella junto al fallecido fiscal Alberto Nisman en un viaje que compartieron a Cancún, dialogó con el portal Infobae y aseguró que no mantenían una relación amorosa.

A continuación la entrevista:

¿Cómo era Alberto Nisman cuando lo conociste, cuando lo empezaste a frecuentar?

Siempre fue muy respetuoso, tuvo mucha distancia. Era muy buena onda, pero tenía una distancia bastante importante, no sé si por qué era abogado o porque era fiscal.

¿Entendías tu vínculo con él como una amistad?

Por supuesto.

¿Jamás te avanzó?

Jamás en la vida. Siempre supo mi postura y que estoy en una relación.

¿Conocía a tu novio?

No.

Es un tanto atípico que un fiscal de más de 50 años, padre de dos hijas, sea un amigo estrictamente de una modelo de 25 años.

La verdad que no me planteé eso. Lo conocí en un ámbito donde va gente grande, en un boliche donde no va gente joven. Me parece normal. Me puedo llevar con una persona más grande, con una más chica. No me parece raro.

¿Cómo fue declarar ante la doctora Fein?

La verdad que me sentí muy cómoda. Tenía un miedo terrible. Espero sea la última vez que tenga pasar por esa situación. Me imagino que sabían que mucho para aportar a la causa no puedo tener.

Rosebar es un lugar bastante exclusivo.

Siempre a los boliches que voy es porque no pago nada.

¿Economía de crisis?

Nah, te acostumbrás así.

¿Te invitaban de la disco?

Algún relacionista público te hace pasar. No pagás entrada, te dan consumiciones. Lo conocí a Alberto ahí, como cualquier persona. Él me habló primero.

¿Tuvo un vínculo con tu manager, Leandro Santos?

Sé que lo conocía, sí.

¿Te hablaba Nisman de Leandro, o viceversa?

La verdad que no.

Se habla de otra modelo que viajó con vos y con Nisman a Cancún.

Yo no voy a hablar de terceros.

La incomodidad en Cocucci cuando escucha este tema es automática. Hubo otra modelo en el viaje, probablemente, también muy cercana a Nisman. Una fuente que conoce por dentro la causa indica que el nombre sería «Constanza».

Cocucci lo escucha y se sorprende, abre los ojos asustada. Es evidente que la conoce. «Constanza», por el momento, continúa siendo un enigma.

Florencia afirma una y otra vez que el viaje a Cancún que compartió con Nisman a fines del año pasado fue poco más que una casualidad, que ella tenía que hacer unas fotos como modelo y el fiscal justo tenía unos días de feria. También admitió, entre risas, que Nisman «investigó» al cliente que la había contratado. Hay una foto que se filtró de ambos en el viaje: el fiscal está sentado en una butaca negra. Fue un viaje que compartieron en un colectivo interurbano, admite ella. Pero no quiere contar mucho más.

También dice que «otra amiga» de ella, que también conocía a Nisman, fue la que le dijo que el fiscal había muerto. «No voy a dar detalles», dice, sobre esta amiga. Los interrogantes se repiten. «Alberto nunca me invitó nada. No me invitó el pasaje a Cancún. Nunca me hizo un regalo. Nada», asevera.

Pero Cocucci, en el complejo esquema que fue la vida de Nisman, tiene un lugar único: testigo de sus lujos y de su esquiva vida nocturna. La relación del fiscal con sus custodios, que dependen del Ministerio de Seguridad, fue históricamente tensa. El fiscal solía esquivarlos de noche, trataba de que no dejen constatados sus movimientos en actas. Los usaba con cierta discreción. El Ministerio lo reprendió una vez por mandar a sus hijas al colegio con ellos sin un mayor que los acompañe, algo que no está permitido.

Nisman reaccionó severamente contra uno de ellos en una ocasión, porque usó en una emergencia un teléfono de la UFI-AMIA, algo que el fiscal no permitía. Y el fiscal vivía rodeado de una opulencia a la que pocos funcionarios judiciales están acostumbrados. Manejaba un Audi Q5 inteligente. Tenía un nutricionista, y su personal trainer era Daniel Tangona, preparador físico de empresarios como Cristiano Ratazzi.

Quizás ese estilo de vida se lo permitía su sueldo: varios de sus colegas lo estiman en una posible cifra de 70 mil pesos. Pero Alberto Nisman tenía un acceso totalmente discrecional al presupuesto de la UFI-AMIA, la mayor unidad fiscal del país, que llegó a tener 60 empleados. Altas fuentes judiciales vinculadas al Gobierno estiman una partida anual de 3.5 millones de pesos. Nunca hubo una auditoría que le hiciera rendir cuentas. Nisman lo controlaba. El fiscal designó como secretaria en la UFI a Yamila de Pietre, que también sería modelo. Hoy, es una testigo en la causa.

Por lo pronto, el equipo de Viviana Fein no ofreció todavía respuesta a los datos publicados en un artículo de Infobae, donde se informó que no hay medidas de preservación de prueba libradas para proteger el GPS del auto de Nisman y sus comunicaciones tanto online y telefónicas.

Por su parte, Florencia Cocucci no deja de pensar en lo que significó Alberto Nisman como figura institucional. Pero el tema, claramente, le pesa.

Nunca un fiscal cargó tan fuerte contra un presidente en ejercicio en la historia de la democracia.

Se la jugó. Le puso todo para eso. No cualquiera haría lo que hizo él.

¿Fue suicidio o asesinato?

Llegué a pensar las dos cosas. A esta altura, no sé.

Decís que no confiás en nadie.

Sí, no confío en nadie. A esta altura, tenés que confiar en tu familia, en tus amigos, en la gente que querés y en nadie más. A nadie le importa tu bienestar. No confío en la gente de afuera.

¿Recibiste algún mensaje, algún llamado inquietante?

No.

¿Tenés pensado ampliar tu declaración?

Es que no sé nada más. Más de lo que dije no puedo decir.

¿La doctora Arroyo Salgado te contactó?

No. Estaría dispuesta a hablar con ella. Pero no creo que le interese. No tengo mucho para decir.

¿Qué final le ves a todo esto?

¿Para mi?

Para vos y para Alberto Nisman.

Creo que ya está. Se supo todo, más de la declaración no puedo hacer. Espero que se termine pronto y que no sigan hablando mal de mí. Y espero que puedan esclarecer el crimen. Que se haga justicia.

Fuente: Infobae
Foto: Nicolás Stulberg

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here