Israel refuerza su presencia policial en pueblos árabes con 22 nuevas comisarías

La Policía de Israel impulsará su presencia en las localidades árabes con la creación de 22 nuevas comisarías y el nombramiento, por primera vez, de un miembro de esta minoría como comisario en jefe, equivalente al de general en el Ejército.

El Gobierno aprobó una partida presupuestaria de 2.000 millones de shékels (unos 463 millones de euros o 523 millones de dólares) para la creación de un nuevo departamento que prestará servicios a esta minoría.

La población árabe de Israel está compuesta por alrededor de 1,5 millones de personas y se concentra sobre todo en el Néguev (sur) y la Galilea (norte).

Los índices de criminalidad y delincuencia en los poblados árabes son de los más altos del país, así como la tenencia ilícita de armas.

En enero pasado un terrorista islámico de esta minoría asesinó a tres personas en un pub de Tel Aviv contra el que abrió fuego con una metralleta automática, dando lugar a un debate público sobre la escasa presencia policial entre los miembros de esta minoría.

El ministro de Seguridad Interior, Gilad Erdán, promueve desde entonces un plan para la creación de un dirección especial encabezada por el ahora subcomisario Yamal Hakrush, miembro de esta minoría, y que deberá abrir una veintena de comisarías en pueblos árabes.
Hakrush será el primer musulmán que llega al rango equivalente al de general en un cuerpo de seguridad nacional.

El proyecto incluye el reclutamiento de 2.600 nuevos agentes, que la Policía espera que provengan -por lo menos en un 50 %- de entre los jóvenes de la misma minoría.

Se trata de un cambio radical en las filas policiales, ya que actualmente sólo el 2 % de sus agentes son árabes, mientras que la minoría representa un 20 % de la población.

«Abriremos una comisaría en el corazón de cada pueblo grande o pequeño, para trasladar el mensaje de que la Policía está dentro de la población para servir a la comunidad árabe. No acepto la política de construir comisarias a la entrada de los pueblos para no estar dentro», dijo el ministro Erdán.

Hasta ahora, las comisarías estaban generalmente a las afueras de los pueblos árabes, lo que impide en gran medida el cumplimiento de la ley en cuestiones tan básicas como respetar la velocidad en las carreteras o estacionar en los lugares apropiados. EFE y Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here