¿A que juega Bibi?

Por Itzik Horn – Exclusivo para Vis a Vis

ISRAEL – Durante los últimos días, hemos asistido a una nueva muestra de acrobacias políticas por parte del primer ministro Benjamín «Bibi» Netanyahu, cuya única búsquedad es garantizar su permanencia en el gobierno y, de paso, destruir políticamente a otro de sus adversarios dentro del Likud.

«Bibi», muy experimentado en volteretas políticas, le tendió una emboscada a su ministro de transportes Israel Katz, quien intentó dar un golpe dentro de la conducción del Likud, presentando una propuesta sobre la cantidad de veces que se puede ser reelecto.

La crisis se inició debido a que sectores religiosos solicitaron que se dejen sin efecto las obras de mantenimiento de los ferrocarriles en Shabat, rompiendo una tradición de décadas, donde estas obras, no solo en el ferrocarril sino en todas las área importantes como energía, caminos, o aeropuertos, se realizan los días sábados.

Habitualmente los partidos religiosos no efectuán reclamos pues se concentran en lograr el visto bueno para que sus Ieshivot (casas de estudio) -que acaban de ser liberadas de la obligación de enseñar inglés y matemáticas- reciban más subsidios. Llamativamente, esta vez si lo hicieron, y Katz lógicamente dio una respuesta negativa a esta solicitud, generando por ello una crisis con los partidos ultra-religiosos. Pero lejos de apoyarlo. «Bibi» inmediatamente tildó a Katz de inepto, y al fin de semana siguiente ordenó la suspensión de todos los trabajos de mantenimiento de los ferrocarriles que debían realizarse en Shabat, sin importarle dejar paradas a las miles de personas el domingo, cuando no hubo trenes. Así, «Bibi» intentó terminar con otro posible contrincante, como ya lo hiciera anteriormente con cuanto político osara disputarle la hegemonía dentro del partido de gobierno.

Mientras tanto en el plano internacional «Bibi» continua con su peligrosa política de ofuscar a la administración Obama, -es decir la única aliado de peso político, económico, y militar que tiene Israel- coqueteando ahora con el presidente ruso Putin al aceptar una propuesta por parte de este último de reunión con el líder palestino Abu-Mazen para negociar una salida al conflicto israelo-palestino.

Lo que “Bibi” no esperaba, es que inmediatamente después de conocida su aceptación a dicha propuesta, aparecieran archivos secretos del Kremlin en los cuales figura Abu Mazen como agente de la KGB, lo cual provocó un fuerte revuelo en ambas partes. Así, «Bibi» viralizó un video acusando a los palestinos de querer hacer una «purificación étnica» al sostener que debían retirarse todos los judíos que viven en los asentamientos en Judea y Samaria, con lo cual peligra el encuentro con Abu Mazen.

Pero estas piruetas no son casuales. Por primera vez desde las ultimas elecciones, los sondeos de opinión dan a Iair Lapid, del partido «Iesh Atid», por delante del Likud, y eso pone muy nervioso a «Bibi’,’ que ve peligrar su hegemonía de tantos años en el poder.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here