Brutal atentado terrorista contra micros de evacuados sirios: hay 112 muertos

Más de 100 personas murieron cuando un suicida hizo estallar un vehículo contra los ómnibus que transportaban civiles y combatientes evacuados de localidades leales al régimen, cercanas a la ciudad siria de Aleppo, en el marco de un acuerdo entre el gobierno y la oposición.

«El kamikaze conducía una camioneta que transportaba ayuda alimentaria y la hizo estallar cerca de los 75 autobuses» estacionados en Al Rashidin, sector rebelde al oeste de Aleppo, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), y precisó que también había «varias decenas de heridos». La última cifra oficial habla de 112 muertos.

El viernes, más de 7.000 personas fueron evacuadas simultáneamente de Fua y Kafraya, localidades leales al régimen asediadas por los rebeldes, y de Madaya y Zabadani, localidades rebeldes asediadas por el régimen, según el OSDH, en virtud de un acuerdo concluido en marzo.

Testigos en Al Rashidin vieron numerosos cadáveres, algunos carbonizados, especialmente de niños, y miembros amputados desperdigados por el suelo cerca de ómnibus destruidos por la explosión.

Igualmente vio un gran número de heridos y gente con crisis de pánico en el sector donde están estacionados los autobuses.

Antes del ataque, las miles de personas evacuadas de las cuatro localidades asediadas estaban bloqueadas desde el viernes debido a desacuerdos que les impedían continuar el camino.

Estas evacuaciones, las últimas de una larga serie desde el inicio de la guerra hace más de seis años, se produjeron en virtud de un acuerdo concluido entre Qatar, apoyo de los rebeldes, y de Irán, aliado del régimen de Bashar al Assad.

Después de su evacuación a bordo de los autobuses, los combatientes y civiles de Fua y Kafraya debían dirigirse, vía Aleppo, hacia Damasco y Lataquia (oeste), bastiones del régimen.

Los que salieron de Madaya y Zabadani, debían dirigirse, igualmente vía a Aleppo, hacía la provincia rebelde de Idlib (noroeste).

Pero debido a desacuerdos, las personas evacuadas de Fua y Kafraya, quedaron bloqueadas en Al Rashidin, mientras que las de Madaya y Zabadine, esperaban aún en Ramusa, sector leal al régimen igualmente al oeste de Aleppo.

En total, más de 30.000 personas debían ser evacuadas en dos etapas según el acuerdo alcanzado en marzo.

En un año, el régimen recuperó el control de varios bastiones rebeldes, con el apoyo de su aliado ruso que intervino militarmente en Siria en septiembre de 2015.

Fuente: agencias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here