El ejercito demolió la casa del terrorista que asesinó un israelí

Las fuerzas de seguridad demolieron la casa del terrorista palestino que mató a un israelí en un ataque de arma blanca en el asentamiento de Adam en Judea y Samaria, dijo el lunes la FDI.

Las tropas del ejército de Israel junto con la Policía de Fronteras y la Administración Civil entraron en la aldea de Kobar, cerca de Ramallah, la madrugada del lunes y demolieron el piso inferior de un edificio de apartamentos que pertenecía a la familia de Mohammad Tareq Yousef.

En la noche del 26 de julio, Muhammad Yousef, de 17 años, de la aldea palestina de Kobar, en la parte central de Judea y Samaria, ingresó al asentamiento de Adam, a unos 18 kilómetros de distancia, y atacó a dos residentes de la comunidad fuera del patio de recreo, antes de que un tercero lo matara a tiros.

Yousef apuñaló Yotam Ovadia, de 31 años, en la parte superior del cuerpo varias veces, matándolo. También hirió gravemente a un hombre de 58 años

Después del ataque, las tropas allanaron la casa de Yousef, tomaron medidas del edificio y cartografiaron la casa para su demolición. La familia fue notificada formalmente de que la casa sería demolida hace dos semanas.

El alcalde de Kobar, Ezzat Badwan, instó al ejército a no demoler la casa de la familia, diciendo en ese momento que la familia no estaba involucrada y condenó el ataque.

“Sus padres y hermanos no tuvieron nada que ver con lo que hizo. No merecen pagar el precio por las acciones de uno de los miembros de su familia”, dijo. “Creo que estas operaciones no son correctas ni humanas. Nunca apoyaré matar civiles. Es inaceptable y contra las costumbres internacionales, religiosas y humanas”.

En una táctica controvertida, los funcionarios israelíes dicen que las demoliciones son un elemento disuasivo clave para detener a otros posibles atacantes, pero los palestinos y los grupos de derechos humanos critican al ejército por usar el castigo colectivo al demoler las casas de las familias del terrorista

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, escribió en su cuenta de Twitter el martes que el “círculo ha sido cerrado”. “Durante el shiva [periodo de luto] por Yotam Ovadia en la comunidad de Adán, le dije a su viuda y padres que pronto demoleríamos la casa del terrorista”, escribió Liberman. “Esta noche ese círculo se ha cerrado”.

“Continuaremos luchando contra el terror con mano de hierro, continuaremos construyendo en Adam y en cualquier otro lugar donde nuestros ciudadanos sean atacados“, concluyó.

Durante la demolición de la madrugada del martes, decenas de palestinos se enfrentaron con tropas, arrojaron piedras, cócteles molotov y bombas de tubos, así como dispararon petardos y quemaron llantas.

Según un comunicado de las FDI, las tropas respondieron utilizando métodos de control de disturbios. No hubo heridos.

Por separado, las tropas de las FDI de Judea y Samaria dispararon contra un vehículo palestino que aceleró hacia ellos mientras se preparaban para la entrada a medianoche de los adoradores israelíes en la Tumba de José.

Los fieles son enviados a la tumba en vehículos a prueba de balas a lo largo de las carreteras de la ciudad que están temporalmente cerradas al tráfico palestino y custodiadas por las FDI.

El jefe del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, y el ministro de Construcción y Vivienda, Yoav Gallant, estuvieron entre los que visitaron la tumba.

Galant dijo que era simbólicamente significativo para él que pudiera tocar con la palma de su mano la Tumba de José. Esta es una experiencia profunda, que “conecta el presente con experiencias que dieron forma al pueblo judío en el pasado”, dijo Galant.

“Es un fenómeno sin precedentes que un Estado y una nación puedan resucitar después de un prolongado exilio y puedan volver a hacerse con la tierra de sus antepasados“, dijo Galant.

Durante las oraciones, los palestinos lanzaron un cóctel Molotov contra una fuerza que se aseguró la entrada de los fieles en la tumba. Según la FDI, no hubo víctimas ni daños.

Las tropas de las FDI junto con la Policía Fronteriza, la policía israelí y los oficiales de la administración civil estaban custodiando a unos 750 fieles.

La agencia de noticias palestina WAFA informó que tres adolescentes fueron atendidos en el Hospital Raffia por lesiones sufridas en enfrentamientos con tropas de las FDI y que otros sufrieron la inhalación de gases lacrimógenos.

Según informes palestinos, al menos cinco hombres resultaron heridos por disparos de las FDI; las imágenes compartidas en las redes sociales mostraron sangre en el piso de una ambulancia palestina.

En otras partes de Judea y Samaria, las tropas de las FDI también arrestaron a ocho sospechosos buscados por su participación en actividades terroristas y disturbios violentos contra civiles y soldados. Las tropas que allanaron la aldea de As-Samu en Judea y Samaria, cerca de Hebrón, también encontraron una pistola, balas y una revista.

 

Israel Noticias

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here