El líder de Hamás admitió que las «Marchas del Retorno» fueron armadas y escenificadas para evitar crisis interna

El jefe terrorista de Hamás, Yahya Sinwar, dijo que las violentas protestas semanales de la «Marcha del Retorno» fueron utilizadas para desviar la presión sobre Israel y evitar una “explosión interna”, después de que fueran saboteados los intentos de reconciliación con Fatah.

“Después de que los esfuerzos de reconciliación entre (Hamás y Fatah) alcanzaran un punto muerto, un número de facciones planearon causar una explosión interna en la Franja de Gaza, pero las ‘Marchas del Retorno’ frustraron el plan”, expresó Sinwar durante una conferencia que dio Hamás en el enclave costero.

“Funcionarios palestinos colaboraron con la agencia israelí a fin de sabotear los esfuerzos de reconciliación”, afirmó.

Sinwar también comentó que no se ha alcanzado ningún acuerdo con Israel para poner fin a las hostilidades diarias, a pesar de la calma que ha prevalecido sobre la volátil frontera en los últimos días. “Lo diré claramente: hasta ahora no hay ningún acuerdo y ningún plan para un acuerdo de cese del fuego con Israel”, manifestó el líder terrorista.

“Gaza no quiso quedarse de brazos cruzados cuando la embajada estadounidense fue transferida a Jerusalén”, explicó. “El pueblo palestino tuvo éxito en convertir esta provocación en una oportunidad para enfrentar al enemigo israelí”.

Sinwar colmó de elogios a los residentes de Gaza: “Nuestro pueblo crea un medio de presión, como los globos incendiarios, y escriben la historia de aquellos bajo sitio en Gaza, que no tienen nada, causando que Israel piense nuevamente”.

Explicando a sus seguidores que Hamás no estaba buscando la guerra, sino que está interesado en mantener el cese del fuego alcanzado en el 2014 al término de la Operación Margen Protector, el terrorista hizo hincapié en que “estamos preparados para rechazar cualquier agresión”.

 

Vía Ynet News / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here