Estados Unidos anuncia el cierre de la oficina de la Organización Palestina en Washington

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, se dispone a cerrar la representación de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) en Washington, según un reporte del diario The Wall Street Journal.

De acuerdo con el rotativo, la decisión estadounidense está motivada por el hecho de que “los palestinos rechazan negociar en forma directa y significativa con Israel”.

Bolton amenazará con aplicar sanciones contra la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya si actúa en contra de Estados Unidos e Israel, y podría prohibir el ingreso a EE.UU. a los jueces y fiscales del CPI.

La OLP condenó la decisión de la Administración Trump de cerrar sus oficinas en Washington. Uno de los miembros de la dirección de la Organización, Ahmad Tamimi, calificó la decisión de “hipocresía norteamericana y parcialidad evidente en favor del gobierno de extrema derecha de la ocupación”.

Tamimi agregó que “la decisión es la continuación de la política hostil del gobierno de Trump en contra del pueblo palestino y sus derechos”.

Además, el líder palestino se refirió a la amenaza que se espera que Bolton haga al tribunal de La Haya, diciendo que el hecho “no forzará a la dirigencia palestina a desviar sus esfuerzos de acudir a la Corte Penal Internacional en contra de Israel debido a sus crímenes y violaciones de la ley internacional, ni detendrá a los palestinos de seguir con la implementación de la decisión estratégica de derribar el ‘Acuerdo del Siglo’ de Trump”.

Otros referentes palestinos atacaron la movida estadounidense afirmando que se trata de un “juego político estúpido y horrible”.

Ya en noviembre de 2017, la Administración estadounidense había advertido a los palestinos que consideraría cerrar sus oficinas en Washington si no regresaban efectivamente a la mesa de negociaciones con Israel para lograr la paz.

El asesor del presidente palestino, Mahmud Abbas, Nabil Abu Rudeinah, manifestó que se trata de “una medida sin precedentes en las relaciones entre Washington y Ramallah, que tendrá consecuencias peligrosas para el proceso de paz”.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here