Mario Comisarenco: «La elección de DAIA es lo más democrático que yo conocí en mi vida»

El vicepresidente 3° electo de la DAIA, Mario Comisarenco, dialogó en exclusiva con Vis á Vis por Radio El Mundo – AM 1070 y se refirió al nuevo rol que ocupará tras el triunfo de la lista «Construyendo Futuro», teniendo en cuenta que él representaba a «Kolot».

Comisarenco afirmó: «La elección de DAIA es lo más democrático que yo conocí en mi vida a lo largo de mis gestiones en cadencias anteriores. Tal vez es una masacre para los electores porque es por cada uno de los cargos en forma personal. El tema es que esto se fue modificando desde la época de Julio Schlosser. Se formó el tema del cuarteto como un único voto para el hecho de que el presidente pudiera elegir su mano derecha y su mano izquierda, que me parece correcto en una institución que tiene que decidir destinos muy importantes. De ahí para abajo, cada institución vota por el miembro o el elector que piensa que es mejor para representar a la DAIA o en el cargo para el cual fue electo o fue presentado.

En el caso mío personal, yo tengo un rol muy específico dentro de DAIA. Lo tuve desde que me incorporé a la primera cadencia, sobre el tema de seguridad y en este momento las cuestiones que vienen son muy difíciles. Los problemas en Europa creo que se van a seguir expandiendo por el mundo, y llega un momento en el cual los sectores habrán pensado que ese cargo requería mi presencia. No estoy hablando de que haya alguna alerta ni una alarma ni mucho menos. Digo que una institución como la DAIA tiene que estar preparada, tiene que estar adelantándose, tiene que ir a la vanguardia de lo que viene en el resto del mundo. Si en el resto del mundo están pasando cosas, nosotros tenemos que ver y aprender y tenemos que posicionarnos para estar a la altura de las circunstancias».

Luego, agregó: «Más allá de eso quiero explicar algo que sentimos desde el lunes a la noche: en las contiendas electorales uno a veces dice cosas que teóricamente no las dice después. La DAIA no tiene que aparecer en los medios. Ésta va a ser una DAIA de transición, como dijo Jorge Knoblovits. Nosotros tenemos que trabajar el día a día, hacer lo mejor que sabemos para el tema comunitario. No hay que mirar atrás. Los dirigentes son todos valiosos, no nos sobra gente capacitada para trabajar y con ganas de trabajar. De acá a unos días se convocará a los mejores de cada lado como para poder estar juntos».

– ¿Cuál es tu opinión respecto de lo que dijo el presidente de la AMIA?

«Agustín Zbar es una persona muy inteligente. Supongo que lo que habrá dicho obviamente lo hizo a título personal. Lo tomo como tal, no estoy de acuerdo con lo que dijo. La DAIA se fundó en 1935, tiene una trayectoria de representación y de lucha contra el antisemitismo, contra la xenofobia y contra la discriminación. Siguió a lo largo de toda la historia con mejores o peores momentos. Cada dirigente podrá ser juzgado de acuerdo a las circunstancias y en la época que le tocó actuar. Acá no existe decadencia. En este momento lo que existe es una necesidad imperiosa de estar todos juntos. Yo sé que mis enemigos están afuera. No tengo enemigos adentro, puedo tener adversarios circunstanciales y nada más que eso. No voy a ponerme a analizar como una guerra o más allá de un acto eleccionario, lo hemos visto en AMIA en anteriores oportunidades, lo hemos visto en otras instituciones, lo vemos en nuestras instituciones de base cuando hay una asamblea y se dirime entre socios cuestiones de la institución, pero una vez terminado ese acto eleccionario todos para adelante porque lo que necesita la comunidad es que estemos todos juntos y que seamos fuertes hacia el afuera”.

«De todos los integrantes que conozco de esta lista, empezando por Alejandro Zuchowicki (secretario general), es gente joven con mucha capacidad que intervino en la cadencia de Julio Schlosser y estuvo trabajando conmigo en la modificación de estatutos. La misión nuestra, independientemente del rol que vamos a desempeñar en nuestros cargos, es que yo estoy comprometido en que el día que yo me vaya, en la próxima cadencia tiene que quedar en mi lugar gente joven capacitada que siga los lineamientos generales pero que la vaya aggiornando de acuerdo a su impronta. En realidad, cada uno de nosotros deja una impronta en el lugar que está y tiene que ser aggiornada, modificada de acuerdo a los tiempos que se van viviendo y de acuerdo a la gente que se va desempeñando en los cargos. DAIA es un conglomerado de gente que se une en un fin común. No somos amigos. No tenemos la misma ideología política, no vemos algunas realidades de la misma manera, pero una vez estando dentro de la DAIA la voz que sale es una. Así debe ser. El presidente baja la línea, la Secretaría General hace la cuestión diaria. DAIA es una unión de gente con una voluntad de hierro», expresó el dirigente.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here