Los judíos latinos de la diáspora votaron en un simulacro y le dieron un amplio respaldo al Likud

Con el fin de involucrar a los judíos latinoamericanos en las elecciones de Israel, la Organización Sionista Mundial, a través de su Departamento de Actividades para la Diáspora dirigido por Gusti Yehoshua Braverman, convocó a un simulacro electoral.

Los participantes, un total de 953, tuvieron hasta el pasado 8 de marzo para registrarse y poder participar en el ejercicio que llevó el nombre de “¡Tu voz también cuenta!”.

De acuerdo a los resultados del simulacro, de la votación total, el partido de derecha Likud obtuvo el 45 por ciento (388 votos); el partido de centro Kajol Laván obtuvo un 30 por ciento (247); el partido de izquierda Meretz obtuvo el 14 por ciento (122 votos); el partido de izquierda HaAvodá obtuvo un 7 por ciento (58 votos); y finalmente, el partido de derecha Hayemin Hehadash obtuvo un 7 por ciento (33 votos).

De proyectarse estos resultados en una hipotética conformación de la Knéset, el partido del mandatario Benjamín Netanyahu alcanza el inusual número de 54 escaños, uno que de manera semejante en la realidad ocurrió de manera única durante las elecciones de 1969 en Israel, cuando la Alineación dirigida por la fallecida primera ministra Golda Meir obtuvo 56 escaños. El resultado del Likud en el resultado de elección real fue de 36 escaños.

Kajol Laván, de Benny Gantz y Yair Lapid, obtiene 36 escaños, uno más que en la elección real. Meretz obtiene 17 escaños, una cifra que se asemeja al récord obtenido por el partido en 1992, cuando logró conseguir 12 escaños, su máximo histórico, y conformó gobierno con el HaAvodá de Itzhak Rabin. En estas elecciones, el partido liderado por Tamar Zandberg, alcanzó apenas 4 escaños.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here