Sergio Pikholtz: «Los votantes saben de antemano que el paraguas de Netanyahu les dará cobijo en sus demandas»

0
107

Elecciones en Israel 2019

Vis a Vis entrevistó a referentes de la dirigencia comunitaria argentina para que nos entreguen su visión sobre lo sucedido en las elecciones de Israel.

El Presidente de la Organización Sionista Argentina, Sergio Pikholtz, nos brindó su análisis sobre Netanyahu, Gantz y la caída de Avodá.

¿Por qué crees que después de cuatro gestiones se volvió a votar al Likud y sus aliados?

Benjamin «Bibi» Netanyahu, mucho más que el Likud, es quien ha generado que los votantes lo elijan por quinto período. Más allá de que el sistema israelí es parlamentario, y se supone que los ciudadanos eligen partidos, es insoslayable que el fenómeno “Bibi” tiene que ver claramente con su persona. Si bien reconozco que en definitiva todo indica que será primer ministro por los acuerdos con la ortodoxia, considero que los votantes de esos sectores saben de antemano que el paraguas de Netanyahu les dará cobijo en sus demandas, o sea, indirectamente eligen por él aún cuando no lo voten.
En ese sentido, un poco tiene que ver la situación económica del país, pero los factores relevantes están relacionados según mi perspectiva con el carisma del primer ministro y con factores ideológicos muy arraigados entre sus votantes.

¿Creés que la irrupción de Gantz se debe, como en otras partes del mundo, a la «ausencia» de alternativas tradicionales?

Puede ser que el surgimiento de Gantz y de Kajol Lavan en el sentido más amplio tengan que ver con eso, aunque, profundizando, lo real es que Gantz ha seguido la misma trayectoria que muchísimos otros políticos que vienen del ejército. Pienso que la hegemonía de Netanyahu en el abánico que va desde la centro derecha liberal a la derecha religiosa, y el monopolio del poder en el Likud, producen que se vayan generando alternativas como el caso de Gantz por el centro izquierda, o de Bennett por derecha.
Claro está que quien quiere crecer debe buscar horizontes lejanos al primer ministro y fuera de Likud.

¿A qué le atribuis la caída de Avodá?

La sociedad israelí se ha corrido claramente a la derecha y, un partido que fue hegemónico en la creación de un estado cuasi socialista en sus albores, hoy encuentra cada vez menor cantidad de adeptos.

Es interesante observar, según mi punto de vista, cómo una sociedad militarizada en el tiempo y bajo amenaza constante se va moviendo a la derecha, aunque el estado de bienestar económico es determinante en ese corrimiento.

Observo, aunque yo no soy analista sino un apasionado del sionismo, que los sectores de izquierda también se han corrido hacia posiciones más moderadas de centro y encontraron en Kajol Lavan un buen refugio que además construyó un polo opositor al primer ministro de mucha fuerza. En definitiva no creo que la política israelí vuelva a ser como antes.

Más allá de este análisis, sí creo que el Estado de Israel se debe una discusión profunda en relación a la necesidad de leyes civiles en temas como matrimonios, igualdad de estatus para las diversas corrientes religiosas y la resolución del tema del Kotel, entre otras.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here