Dos hermanos judíos de Londres murieron en los ataques de Sri Lanka

Dos hermanos judíos de Londres murieron en los ataques de Sri Lanka

Amelie y Daniel Linsey, de 15 y 19 años, dos hermanos adolescentes judíos de Londres estuvieron entre las más de 350 personas asesinadas en ataques terroristas en Sri Lanka, reportaron medios británicos.

Los hermanos Linsey eran ciudadanos tanto de EE.UU. y el Reino Unido, fueron elogiados este miércoles en el Parlamento británico durante un tributo a los ocho ciudadanos británicos que murieron en los ataques de islamistas contra cristianos en la nación isleña de Asia del sur, reportó el sitio Jewish News.

“Si bien el objetivo de esta atrocidad era claramente cristiano, las bombas de los terroristas no discriminaron”, dijo el legislador Howard Leigh en la Cámara de los Lores. La familia Linsey era miembro de mi sinagoga. Compartieron las mismas clases que mis hijos. Amelie celebró su Bat Mitzvá en marzo pasado, leyendo con aplomo, madurez y calidez de nuestros rollos de la Torá”.

Leigh es presidente de la sinagoga de Westminster en Londres.

Añadió: “Daniel estaba especialmente interesado en los festivales judíos. Vino a nuestra sinagoga antes de Purim…para ayudar a nuestro personal a prepararse para las festividades de la noche. Nos hemos comprometido como comunidad para ofrecer nuestro amor y apoyo a la familia Linsey y hacer todo lo que podamos en cada paso del camino. La comunidad judía está acostumbrada a aconsejar a los dolientes que han sido afectados por la bomba de los terroristas, y este es otro capítulo en este triste y lamentable libro”.

El padre de los hermanos, Matthew Linsey, también ciudadano tanto de EE.UU. como del Reino Unido, también estuvo en Colombo durante los ataques.

Sus hijos murieron en un bombardeo en su hotel.

“Cuando la bomba explotó, es difícil de describir…Es como una ola que viene a través de la presión”, dijo a CNN el martes.

“De hecho, bajaron al buffet y me dieron la comida y me llenaron el plato. Y luego dije que quería un poco más. Mi hija dijo ‘iré por él’, y luego la bomba estalló y ambos corrieron hacia mí”.

Decir que su instinto era salir “lo antes posible”, dijo Linsey, “tal vez debería haberme quedado y cubrirlos con mi cuerpo”, y agregó que después de una segunda explosión cerca del ascensor del hotel, “ambos estaban inconscientes”.

“Mi hija parecía estar moviéndose, mi hijo no. Una mujer se ofreció para llevar a mi hija a la ambulancia. Necesitaba ayuda para mover a mi hijo. Alguien me ayudó a bajarlo por las escaleras y ambos terminaron en el mismo hospital. Viajé con mi hijo al hospital”.

En el hospital, Linsey dijo que “gritó pidiendo ayuda” y perdió la voz, y agregó que “la gente fue muy útil…hicieron todo lo posible. Eran muy eficientes y muy amables”.

Los cuerpos de Amelie y Daniel todavía están en Sri Lanka, mientras se hacen arreglos para traerlos de regreso al entierro en el Reino Unido.

ISIS se responsabilizó, sin evidencia, de los ataques coordinados con bombas en iglesias y hoteles que mataron al menos a 359 personas y 500 resultaron heridas. Los investigadores están buscando vínculos entre ISIS y un grupo extremista musulmán local, la Tawjid Jamat Nacional, que la inteligencia india había advertido que estaba planeando algún tipo de ataque.

Jewish news/Enlace judío

1 Comentario

Deje una respuesta