Advierten a israelíes que abandonen Sri Lanka por amenazas de un nuevo atentado

0
38

Cuatro días después de los atentados suicidas de Pascua en Sri Lanka que mataron al menos a 359 personas e hirieron a otras 500, el Buró contra el Terrorismo dice que los israelíes deben abandonar la isla y cancelar los viajes planeados

El Buró contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad Nacional de Israel emitió el jueves una advertencia para viajar a Sri Lanka, diciendo que había una posibilidad “alta y concreta” de un ataque terrorista, cuatro días después del atentado suicida del domingo de Pascua que mató a más de 350 personas. En y alrededor de la capital de colombo.

La agencia dijo que los viajeros israelíes deberían abandonar la isla lo antes posible, y se recomendó a los que planean visitar cancelar sus viajes.

El anuncio significa que el país ahora tiene la segunda advertencia más alta de la agencia de seguridad. La decisión de emitir la advertencia se tomó luego de consultas con funcionarios de seguridad y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El jueves, las autoridades de Sri Lanka prohibieron los drones y aviones no tripulados y continuaron activando detonaciones controladas de artículos sospechosos. La autoridad de aviación civil de Sri Lanka dijo que estaba tomando la medida de las aeronaves “en vista de la situación de seguridad existente en el país“.

En el pasado, los atacantes utilizaron drones de hobby para llevar explosivos. Las fuerzas iraquíes tuvieron dificultades para derribarlos mientras expulsaban al grupo del Estado Islámico, cuyos miembros cargaban drones con granadas o simples explosivos para atacar a las fuerzas gubernamentales. Y los rebeldes hutíes de Yemen han usado aviones no tripulados, más recientemente para atacar un desfile militar en enero, matando tropas.

La policía de Sri Lanka continuó su búsqueda de explosivos y detonó un artículo sospechoso en un basurero en Pugoda, a unos 35 kilómetros (22 millas) al este de Colombo.

Los ataques del domingo de Pascua, principalmente en iglesias y hoteles, mataron al menos a 359 personas e hirieron a otras 500, dijo el miércoles el gobierno. La mayoría eran de Sri Lanka, pero el Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó que murieron 36 extranjeros. Los restos de 13 han sido repatriados. Catorce extranjeros están desaparecidos y 12 aún estaban siendo atendidos por lesiones en los hospitales de Colombo.

Un alto funcionario de Sri Lanka ha dicho que muchos de los terroristas suicidas eran altamente educados y provenían de familias acomodadas.

El ministro de defensa junior, Ruwan Wijewardene, dijo que al menos uno era licenciado en derecho y que otros podrían haber estudiado en el Reino Unido y Australia.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo que uno de los atacantes había estado en el país con una visa de estudiante con un cónyuge e hijo antes de partir en 2013.

Un oficial de seguridad británico también confirmó que se cree que un terrorista estudió en el Reino Unido entre 2006 y 2007. El funcionario de seguridad, que habló bajo condición de anonimato debido a la naturaleza sensible de la investigación, dijo que la inteligencia británica no había estado observando a Abdul Lathief Jameel Mohamed durante su estancia en el país. Su nombre fue reportado por primera vez por Sky News.

Los líderes del gobierno de Sri Lanka han reconocido que algunas unidades de inteligencia eran conscientes de posibles ataques terroristas contra iglesias u otros objetivos semanas antes de los atentados. El presidente solicitó la renuncia del secretario de Defensa y del jefe de la policía nacional sin decir quién los reemplazaría.

Las autoridades de Sri Lanka han culpado a un grupo extremista local, National Towheed Jamaat, cuyo líder, llamado alternativamente Mohammed Zahran o Zahran Hashmi, fue conocido por líderes musulmanes hace tres años por sus discursos incendiarios en línea. El miércoles, el ministro de defensa junior, Ruwan Wijewardene, dijo que los atacantes se habían separado del National Towheed Jamaat y de otro grupo, al que identificó solo como “JMI”.

El grupo Estado Islámico se ha hecho responsable de los ataques. Las autoridades siguen sin estar seguras de la participación del grupo, aunque las autoridades están investigando si los militantes extranjeros aconsejaron, financiaron o guiaron a los bombarderos locales.

El vocero de la policía, Ruwan Gunasekara, dijo que 58 sospechosos han sido detenidos desde los atentados.

Times Of Israel/Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here