Mario Sobol, en el 80° tercer Seder de Pesaj en Avodá: «¿No creen que es momento de reflexionar que AMIA no es patrimonio de ningún sector?»

Bajo una gran convocatoria y todas las mesas llenas, en el salón principal del Multiespacio Sala de la calle Corrientes en la ciudad de Buenos Aires, se realizó el 80º tercer Seder de Pesaj, organizado por el Movimiento Sionista Laborista Avodá.

El evento ya es considerado un acto político dentro de la dirigencia comunitaria. En ese aspecto se esperan los discursos.

El presidente de Avodá, Mario Sobol, recibió a todos y cada uno de los dirigentes que iban llegando al salón. Estuvieron presentes los líderes de todos los sectores. El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, el vicepresidente de la AMIA, Leonardo Chullmir (el presidente Ariel Eichbaum está de viaje), y el presidente de la OSA, Sergio Pikholtz; también concurrieron el Gran Rabino Gabriel Davidovich, Silvio Joskowicz, presidente del Departamento de Educación de la Organización Sionista Mundial, el representante de la Organización Sionista Mundial para América Latina, Schraga Wilk; Alberto Astrovsky, Abraham Kaul, Luis Nimhauser, Gustavo Sakkal, Java Starowiejski y Mario Comisarenco, entre otros referentes comunitarios. Una mesa completa estaba compuesta por los jóvenes de Habonim Dror, cuya Mazkirá Maia Augman expresó en parte de su discurso que «el pueblo judío vive y vivirá por su memoria histórica. Vivimos en un mundo donde el antisemitismo se transformó en algo cotidiano», y luego se preguntó: «¿Realmente nos liberamos cuando salimos de Egipto?»

Mario Sobol agradeció la presencia de todos los invitados y luego de preguntarse si «tiene sentido continuar con la tradición de Avodá, de celebrar un tercer Seder de Pesaj cuando ya finalizó Pesaj«, también expresó: «Creo haber encontrado algunas respuestas. ¿Nos preguntamos cómo lograr un activo pronunciamiento de todos los actores institucionales? ¿Nos preguntamos cómo podemos lograr una innovación en materia educativa? ¿No creen que es momento de reflexionar que AMIA no es patrimonio de ningún sector e introducir como ejemplo el criterio participativo de «Pared a Pared»? ¿No creen que es momento de cerrar la grieta en materia de Jevrá Kedusha?»

«Nuestro seder enfatiza los temas de la libertad y la dignidad humana. Los acontecimientos del siglo 20 registran la bravura de millones de judíos. Contamos el éxodo judío m´zs grande de la historia. Relatamos el Levantamiento del Gueto de Varsovia contra los nazis que comenzó la primera noche de Pesaj de 1943″, aseveró. Entonces, se respondió: «Por eso tiene sentido continuar con la tradición de este tercer Seder».

Se realizó en forma completa la Hagadá de Pesaj, se cantó el himno a los Partisanos, el MaNishtaná y el brindis siempre acompañado con la amena participación de los músicos Ariel Podberezski, Nicolás Wainberg y Sergio Wainberg. El primer Kidush lo hizo Shraga Wilk quien dijo que «Jerusalén construida es un símbolo a un mejor futuro, entero y utópico a nuestro pueblo y al mundo entero«.

En el marco del pluralismo también ofreció su discurso Chullmir: «Vengo como Javer del Movimiento Sionista y me siento orgulloso de poder participar en este seder. También desde el lugar que me toca ocupar. Creo que es un momento de reflexión de todos aquellos que tenemos un lugar de conducción. No sabemos hacia dónde se dirigirá políticamente el país en los próximos tiempos y es por eso que invito a unirnos para que la grieta de la sociedad no se instale en nuestra comunidad. Es momento de mantenernos unidos porque no sabemos los tiempos que nos tocarán vivir».

Knoblovits, por su parte, aseguró: «Levantamos la copa para reafirmar nuestro compromiso con la libertad, levantamos la copa por una comunidad judía unida y diversa. Levantamos la copa para recordar a todas las víctimas del antisemitismo. Por nuestros abuelos, nuestros padres y nuestros maestros que construyeron en Argentina junto a otras comunidades religiosas una sociedad plural que es ejemplo en todo el mundo y finalmente levantemos la copa para ratificar nuestro irrenunciable objetivo de enfrentar y vencer los prejuicios que aún permanecen en nuestro país y que en reiteradas ocasiones derivan en actos discriminatorios y violentos».

Pikholtz también fue invitado a hablar y lo hizo mencionando «las libertades perdidas, aunque sean imperceptibles. De las esclavitudes intracomunitarias, las que nos hacen sujeto de internas y fragmentaciones que nos dividen. La esclavitud del egocentrismo y el personalismo, que nos convierte en rehenes de nosotros mismos y de la foto más allá de la acción por la cual hemos sido convocados. Fuimos liberados para hacer de este mundo un lugar mejor y el sionismo es una de las formas de liberación propia como civilización judía y también como herramienta que lleva luz a las naciones del mundo. Israel es todo aquellos que fuimos construyendo en 3500 años de historia, y como dijo Herzl, todo lo que hagamos será en beneficio de la humanidad». Además se refirió a la «ausencia de la generación intermedia»: «Vemos a los chicos de Habonim Dror, estamos los sub 50 o sub 60…¿qué pasó con esa generación de jóvenes de 30 o 40 años que no son parte de la dirigencia comunitaria?»

Finalizando el evento, se escuchó a uno de los invitados decir «en cada seder siempre se habla de unidad cuando termina, y todo comienza nuevamente y la grieta se profundiza cada vez más». Ojalá este año no sea así.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here